jueves, 24 de septiembre de 2009

CHÁVEZ FUE EL ARTÍFICE DEL REGRESO DE ZELAYA A HONDURAS

BBC
Chávez "despistó" sobre vuelta de Zelaya
Claudia Jardim

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo este jueves que lo "sabía todo" sobre el regreso de Manuel Zelaya a Tegucigalpa y que ayudó al mandatario hondureño a desviar la atención de las autoridades para que no descubrieran su paradero real.

Durante un encuentro con sindicalistas en Nueva York, en Estados Unidos, Chávez aseguró que Zelaya anunció que participaría en la Asamblea General de Naciones Unidas para confundir a sus opositores acerca de su paradero. Para ayudarlo, Chávez afirmó haber telefoneado al mandatario hondureño a través de un teléfono "amañado".

"Yo me puse en contacto con él como si nos estuvieran gravando por satélite y dije: Zelaya, nos vemos en Nueva York", aseguró Chávez.

En otras ocasiones, el presidente venezolano afirmó tener conocimiento de que el Departamento de Estado de EE.UU., por medio de su agencia de inteligencia, intercepta sus conversaciones telefónicas, razón por la cual utiliza códigos secretos para conversar con los miembros de su gabinete.

"Zelaya despegó en un avioncito, pero aterrizó en una ciudad", con motivo de una parada técnica, apuntó Chávez.

Poco después, "el avión volvió a despegar, pero sin Zelaya y aquí (en Nueva York) todos estaban esperándolo", relató en tono divertido Hugo Chávez, que provocó las risas del auditorio.

A continuación, acompañado del presidente de Bolivia, Evo Morales, y del cineasta estadounidense Oliver Stone, Chávez aseguró que Zelaya habría contado con la ayuda de "algunos militares" hondureños durante su trayecto hasta la llegar a Tegucigalpa.

Un viaje complejo
El avión volvió a despegar, pero sin Zelaya y aquí (en Nueva York) todos estaban esperándolo
Hugo Chávez, presidente de Venezuela
El presidente electo de Honduras podría haber aterrizado en el aeropuerto internacional de la capital salvadoreña, San Salvador, de acuerdo con las informaciones difundidas por los medios locales.

El presidente del país, Mauricio Funes, dijo que Zelaya "no hizo ninguna petición a través de los canales formales" para entrar al país y apuntó que ignoraba cómo consiguió atravesar la frontera.

En este sentido, una fuente de la cancillería de Venezuela confirmó a la BBC que Zelaya voló en un avión venezolano.

Desde El Salvador, según Chávez, Zelaya entró en Honduras "por tierra" dentro del maletero de un automóvil, acompañado por otros tres hombres.

El presidente venezolano comentó que siguió la llegada de Zelaya a Honduras a través de un teléfono satélite. De hecho, el martes, cuando Zelaya regresó a Honduras, el líder venezolano fue el primero en anunciar la noticia.

Apoyo de Chávez
Manuel Zelaya regresó a Tegucigalpa el 21 de septiembre después de varios intentos frustrados.
Por otro lado, Chávez aseguró que su gobierno continuará apoyando la restitución de Zelaya en el poder.

"Estamos apoyando y buscando maneras para que Zelaya vuelva al gobierno, no podemos aceptar este golpe", indicó Chávez.

Sin embargo, las dos tentativas anteriores de regreso de Zelaya apoyadas por el mandatario venezolano fracasaron.

La primera tuvo lugar una semana después del golpe de Estado. En aquella ocasión, Chávez puso un avión a disposición del presidente derrocado, pero el gobierno interino mandó bloquear la pista de aterrizaje del aeropuerto de Toncontín con soldados y vehículos e impidieron el aterrizaje del aparato en la capital hondureña.

En el segundo intento de regreso del presidente electo de Honduras, el gobierno de Roberto Micheletti prohibió la llegada de millares de simpatizantes de Zelaya a la frontera con Nicaragua, donde Zelaya esperaba reunirse con sus correligionarios para llevar a cabo una "entrada triunfal", como él mismo la calificó.

En aquella ocasión, a finales de julio, Zelaya recibió el apoyo del canciller venezolano, Nicolás Maduro, que lo acompañó en su intento frustrado de entrar en el país.