sábado, 26 de septiembre de 2009

CONFIRMADA ALIANZA ENTRE PRESIDENTE PERUANO ALAN GARCÍA Y DICTADURA HONDUREÑA DE MICHELETTI

PRENSA LATINA
Cuestionan relación de gobierno peruano con golpistas hondureños
El embajador del régimen golpista de Honduras mantiene contactos con miembros del gobierno de Perú, pese a haber sido desitituido por el presidente Manuel Zelaya, denunció el parlamentario Fredy Otárola.

El congresista sostuvo que el personero Juan José Cueva fue cesado por Zelaya y la canciller Patricia Rodas, el 3 de agosto último, por haberse puesto al servicio del régimen de Roberto Micheletti.

Sin embargo, indicó el legislador, la Cancillería peruana se niega a retirarle el reconocimiento como embajador y habría negociado con el gobierno usurpador de Tegucigalpa que Cueva permanezca en Lima, en un status ambiguo.

El acuerdo, añadió, es que Cueva continúe aquí, formalmente de vacaciones, hasta las elecciones de noviembre, convocadas por los golpistas y repudiadas por la comunidad internacional.

En los hechos, dijeron fuentes diplomáticas, la Embajada de Honduras ha quedado a cargo de funcionarios que responden al gobierno de Zelaya, pero Cueva despacha paralelamente en su casa y trata con la Cancillería y funcionarios y políticos oficialistas y conservadores.

Según el diario opositor La Primera, Cuevas fue recibido este mes por el ministro de Defensa, Rafael Rey, y por el ex primer ministro y dirigente del gobernante Partido Aprista Jorge del Castillo, quien ha atacado a Zelaya.

El rotativo dice que "todo indica que el gobierno está haciendo un doble juego respecto a Honduras" y la Cancillería ha designado a los embajadores Augusto Morelli y Javier León como enlaces con el régimen de Micheletti.

Otárola señaló que Cuevas habría gestionado la compra de bombas lacrimógenas fabricadas para la policía peruana por una empresa estadounidense y usadas en la represión de las protestas antigolpistas en Honduras.

El Ministerio del Interior negó haber enviado las bombas a Honduras y acreditó como prueba una comunicación de su similar de ese país que indica haberlas comprado a la empresa norteamericana proveedora, de un lote cuya adquisición había anulado Lima y que se encontraba aquí.

La explicación no fue considerada satisfactoria por la bancada parlamentaria del opositor Partido Nacionalista, que pidió que el ministro del Interior, Octavio Salazar, dé explicaciones al pleno del Congreso

Otárola coincidió con el legislador centroizquierdista Edgar Reymundo y el ex ministro del Interior Fernando Rospigliosi, en que el asunto es al menos sospechoso.