sábado, 26 de septiembre de 2009

CRISTINA KIRCHNER CUESTIONÓ A GOLPISTA MICHELETTI POR ANGLOFONÓFILO Y OTRAS YERBAS

LA PRENSA (ARGENTINA)
La Presidenta cuestionó al "golpista Micheletti"

Le reprochó al presidente de facto de Honduras conceder entrevistas en inglés, en lugar de "hacerlo en español, que es el idioma del pueblo que dice representar".

La presidenta Cristina Fernández calificó hoy de "golpista" al mandatario de facto de Honduras, Roberto Micheletti, y le reprochó conceder entrevistas en inglés, en lugar de "hacerlo en español, que es el idioma del pueblo que dice representar".

Horas después de que Micheletti acusara a la jefa de Estado de haber tratado "groseramente" al país centroamericano durante la 64º Asamblea de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, Fernández replicó esos dichos, desde la isla venezolana de Margarita, a donde llegó para participar de la II Cumbre América del Sur - África (ASA).

"Imagínense las características de esta gente. Estando en Pittsburgh, Estados Unidos, vi que la CNN Live entrevistaba al presidente (depuesto Manuel) Zelaya, que le contestaba al periodista en el idioma de su país, el idioma que representa a su pueblo", dijo Fernández a la prensa, en declaraciones que reprodujo la cadena Telesur.

En cambio, "lo veía al golpista Micheletti contestar en inglés, no porque nadie pueda hablar en inglés en algún momento, pero normalmente los presidentes -cuando hablan en nombre de su país- deben hablar con su lenguaje", comparó.

Además, comparó al mandatario de facto de Honduras con Gonzalo Sánchez de Lozada, el presidente de Bolivia que dejó su cargo en medio de una revuelta popular y que terminó exiliado en Estados Unidos, acusado por corrupción.

Cristina Kirchner reconoció que al escucharlo a Micheletti "me hizo acordar al presidente constitucional de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada, que hablaba en inglés y no podía articular el español".

Zelaya fue depuesto el 28 de junio último a través de un "golpe cívico-mediático", según describió la Presidenta en los Estados Unidos.

La semana pasada, el mandatario depuesto ingresó secretamente a Honduras, y se encuentra alojado desde entonces en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.

En las últimas horas, Zelaya denunció que la sede diplomática fue atacada con gases tóxicos, además de perder los servicios de agua, luz y gas.

"Sabíamos de esto porque fue precisamente una de las cosas que se planteó en el Consejo de Seguridad" de la ONU, agregó la Presidenta. Tal como había dicho en Nueva York, reiteró que el acoso contra la Embajada de Brasil es una agresión sin antecedentes, siquiera durante la década del '70, cuando varias dictaduras gobernaban países del Cono Sur.

"Ni durante la dictadura de (Jorge Rafael) Videla en Argentina ni la de (Augusto) Pinochet en Chile se pudo ver que hubiera un nivel de agresión como el que hay con la embajada de Brasil", reprochó.

Fernández recordó que la propia sede diplomática argentina fue objeto de agresiones, como cortes de luz, "simplemente por estar al lado de un canal que transmitía visiones, opiniones e imágenes que no le convenían a los golpistas".

"Apoyamos la postura del presidente (de Brasil, Luiz Inacio da Silva) Lula de plantear la agresión que estaba sufriendo no solamente el presidente Zelaya sino el derecho internacional", completó. En ese contexto, en declaraciones desde su país, se conocieron hoy críticas de Micheletti contra la mandataria.