lunes, 28 de septiembre de 2009

DICTADURA HONDUREÑA CIERRA PRENSA OPOSITORA

BBC
Honduras: callan prensa opositora

Dos medios de comunicación críticos al gobierno interino de Honduras fueron cerrados este lunes por el ejército de ese país.

Los militares hicieron una redada a las sedes de Radio Globo y Canal 36 de televisión poco después de que las autoridades emitieran un decreto que restringe durante 45 días las libertades de circulación y expresión, además de prohibir las reuniones públicas no autorizadas, entre otras medidas.

El enviado especial de BBC Mundo a Tegucigalpa, Arturo Wallace, informó que los edificios donde operan ambos medios están actualmente rodeados por efectivos del ejército y la policía.

"En el caso de Radio Globo le impiden la entrada a todo el mundo, mientras que en Canal 36 si están autorizando la entrada al personal debidamente identificado", agregó Wallace.

El operativo militar para cerrar los medios más críticos al gobierno interino de Roberto Micheletti empezó en horas de la madrugada con la llegada de soldados a los edificios, quienes procedieron a decomisar equipos de transmisión y computación.

"Las tropas asaltaron la radio y la sacaron del aire", explicó el director de Globo, David Romero.

"Nuevas estrategias"
Las autoridades del gobierno interino no han dado explicaciones por el cierre de los medios.
Arturo Wallace señaló que el cierre de ambos medios, junto con las demás disposiciones contenidas en el decreto de la presidencia de Micheletti, dificulta las acciones del Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe para coordinarse.

"Estamos buscando nuevas estrategias de lucha porque este decreto nos quita oportunidad, nos corta la comunicación con los demás", dijo Obdulio Fuentes, dirigente de la Confederación Nacional de Campesinos de Honduras.

El estado de sitio fue impuesto después de que el presidente depuesto, Manuel Zelaya, hiciera un llamado a sus seguidores a la calle a protestar.

El decreto del gobierno interino, transmitido en cadena por radio y televisión, permite cerrar temporalmente a medios de comunicación.

Horas antes de los operativos en Radio Globo y Canal 36, Wallace informó que la primera señal estaba transmitiendo música, como es habitual en su programación de los domingos, mientras que la televisora transmitía dibujos animados.

"En la pantalla se podía leer un mensaje por generador de caracteres que decía que eso era lo que el gobierno golpista quería que la gente viera en vez de enterarse de la realidad", agregó.

Si bien las autoridades no ofrecieron explicaciones por el cierre de ambos medios, Wallace explica que la decisión se podría deber al papel que han jugado en apoyo a los partidarios de Zelaya.

"Ofensiva final"
Hasta el mediodía de este lunes, la "ofensiva final" convocada por Zelaya, sólo había logrado movilizar a unos cuantos centenares de sus partidarios, que se han estado congregando frente a la Universidad Pedagógica Francisco Morazan, indicó nuestro enviado especial.

Los manifestantes (...) tienen la boca cubierta con cinta adhesiva para protestar por las restricciones a la libertad de expresión
Arturo Wallace, BBC Mundo
Los manifestantes están cercados por tropas de la policía, pero, por el momento, estas no tienen instrucciones de disolver la concentración por la fuerza, a pesar del decreto presidencial hecho público este domingo que, entre otras medidas, declara ilegal cualquier tipo de reunión pública sin autorización.

"El decreto prohíbe reuniones de mas de 20 personas y aquí habemos mas de 20 personas" destacó a BBC Mundo Rafael Alegría, un dirigente campesino que es uno de los coordinadores del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado, que convocó a la manifestación en abierto desafío a la última disposición presidencial.

Los manifestantes, algunos de los cuales están sentados en medio de la calle, y tienen la boca cubierta con cinta adhesiva para protestar por las restricciones a la libertad de expresión, planean quedarse frente a la universidad protestando de forma pacifica, explicó Wallace.

Y aunque los dirigentes esperan que un mayor número de gente se sume a la protesta conforme pasa el día, también están conscientes de las dificultades planteadas por el decreto presidencial.