martes, 22 de septiembre de 2009

EEUU A UN PASO DE SER DERROTADO POR EL TALIBÁN EN AFGANISTÁN

LA NACIÓN (ARGENTINA)
Reclaman en EE.UU. más tropas para Afganistán

La guerra contra los talibanes posiblemente fracase sin fuerzas adicionales y una nueva estrategia, advirtió Stanley McChrystal, máximo comandante estadounidense y de la OTAN en Afganistán, en momentos en que el presidente Barack Obama enfrenta resistencia para enviar más tropas.

En una evaluación confidencial, McChrystal dijo que el fracaso en tomar la iniciativa y revertir "el buen momento insurgente" en el corto plazo podría llevar a un resultado en el que "derrotar a la insurgencia ya no sea posible".

Una copia de la evaluación de 66 páginas fue obtenida por el diario The Washington Post y publicada en su sitio web, con excepción de algunas partes que fueron retiradas a pedido del gobierno por razones de seguridad. El vocero de McChrystal en Kabul confirmó que el reporte era genuino.

"Los recursos no ganarán esta guerra, pero una falta de recursos podría perderla", escribió McChrystal. "Si no se otorgan recursos adecuados, también está el riesgo de un conflicto más largo, más víctimas, mayores costos generales y, en última instancia, una crítica pérdida de apoyo político. Cualquiera de estos riesgos, a cambio, provocará un fracaso de la misión", añadió.

McChrystal preparó su pedido de más tropas, que algunos oficiales esperan que incluya casi 30.000 nuevos efectivos de tropas de combate y entrenadores, pero aún tiene que someterlo a consideración de Washington. El Pentágono dice que está discutiendo cómo lo presentará.

Ayer, el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, declaró que el presidente estadounidense no ha recibido aún un pedido formal de más fuerzas en Afganistán, aunque ha visto el informe del general McChrystal.

La Casa Blanca evaluará su estrategia afgana antes de tomar decisiones sobre nuevos recursos, y no espera un pedido de soldados por "un poco más de tiempo", añadió.

Gran resistencia
Las encuestas de opinión muestran que los estadounidenses y sus aliados europeos en la OTAN se oponen cada vez más a una guerra que ya lleva casi ocho años.

Un pedido de más tropas enfrenta resistencia filas adentro del Partido Demócrata de Obama, que controla el Congreso, pero negar el pedido de McChrystal expondría al presidente a las críticas de los republicanos, que exigen una acción rápida en la guerra.

En una serie de entrevistas que ofreció anteayer, Obama dijo que no va a apresurar su decisión y que primero quiere revisar su estrategia para la región antes de considerar un envío adicional.

"Quiero asegurarme de que todos entiendan que uno no puede tomar decisiones sobre los recursos antes de tener lista la estrategia", dijo a la cadena ABC.

En su evaluación, McChrystal pintó un panorama sombrío de la guerra y escribió que "la situación general se está deteriorando".

Además, pidió un cambio "revolucionario" para poner más énfasis en la protección de los afganos que en la eliminación de insurgentes.

"Nuestro objetivo debe ser la población", escribió. "Nuestro objetivo es la voluntad del pueblo, nuestra cultura de guerra tradicional es parte del problema, los afganos deben vencer a la insurgencia en última instancia."

En una crítica a la conducción de la guerra en estos últimos ocho años, McChrystal dijo que las tropas de la Fuerza de Asistencia de Seguridad Internacional (ISAF, por sus siglas en inglés) a menudo carecieron del entendimiento básico de la sociedad afgana. También cuestionó fuertemente al gobierno afgano por haber perdido la fe en la población de su país.

"La debilidad de las instituciones estatales, las acciones malignas de quienes ejercen el poder, la corrupción generalizada, el abuso de poder de varios funcionarios y los propios errores de la ISAF han dado a los afganos pocas razones para apoyar a su gobierno", dijo McChrystal.