jueves, 3 de septiembre de 2009

HONDURAS: CONFIRMA EEUU SU PARTICIPACIÓN "PASIVA" EN EL GOLPE Y SECUESTRRO CONTRA ZELAYA

UNIVISIÓN
Jefe de comando Sur deslinda responsabilidad de EEUU en golpe de Honduras

El jefe del comando sur de Estados Unidos, general Douglas Fraser, admitió este miércoles el uso de la base militar de Palmerola (norte de Tegucigalpa) en el golpe de Estado contra el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, el pasado 28 de junio, pero aseguró que el personal estadounidense no tuvo ninguna participación en ese hecho.

"Es cierto que la nave aérea sí aterrizó en Palmerola, pero es una base hondureña, no es de Estados Unidos, hay personal estadounidense pero no tuvieron ni participación ni conocimiento de la llegada y subsecuente despegue de la aeronave", dijo Fraser durante un encuentro con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en la sede del Gobierno.

Este transporte fue hecho por el ejército hondureño a la base aérea y de ahí a Costa Rica, dijo Fraser a Ortega.

Zelaya, fue sacado de su residencia en la madrugada del 28 de junio y fue llevado por militares hondureños al aeropuerto de Costa Rica.

El embajador en Honduras (Hugo Llorens) suspendió el mismo día toda ayuda y comunicación con las autoridades hondureñas surgidas del golpe de Estado, dijo Fraser, tras expresar su deseo de que haya una solución pacífica a la crisis en esa nación.

La base militar de Palmerola fue construida por Estados Unidos en la década de 1980 cuando la región centroamericana se encontraba inmersa en conflictos armados, y recientemente parte de sus instalaciones habría sido cedida a las autoridades hondureñas.

Ortega reprochó a Fraser el uso de esas instalaciones militares en el golpe de Estado aunque le aclaró que "esto no se entienda como un reclamo. No tengo nada que reclamarle a usted (...) no depende de usted retirar esa base" pero Estados Unidos tiene que reconocer que hubo un golpe de Estado militar como una formalidad para que suspenda todo tipo de ayuda al régimen de facto.

El mandatario nicaragüense también expresó a Fraser su preocupación por las instalaciones de bases militares en Colombia, país con el que tiene un diferendo limítrofe en el caribe en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Ortega consideró que el tema de las bases militares en Colombia y el golpe de Estados en Honduras "empañan la disposición de América Latina de buscar como desarrollar un nuevo tipo de relaciones con Estados Unidos".