jueves, 17 de septiembre de 2009

HONDURAS: PAPA BENEDICTO 16 Y OBISPO DE COPÁN CONDENAN GOLPE DE ESTADO DE DICTADOR MICHELETTI

PRENSA LATINA
Asegura obispo que el Papa rechaza el golpe de Estado en Honduras

El obispo de la occidental diócesis hondureña de Copán, Luis Alfonso Santos, aseguró que el papa Benedicto XVI se opone al golpe militar del pasado 28 de junio.

El canal 36 de la televisión, opositor a la asonada castrense, reveló hoy declaraciones de Santos, en las cuales da detalles sobre una entrevista de 15 minutos que sostuvo hace un mes con el Sumo Pontífice.

El Papa se expresó a favor del pueblo hondureño y no a favor del golpe militar, dijo el prelado, durante un encuentro con miembros de la resistencia antigolpista en el occidental departamento de Intibucá.

De modo que el máximo jerarca de la Iglesia católica, el Papa, está con nosotros, apuntó el obispo.

El religioso recordó que un día después del derrocamiento por las fuerzas armadas del presidente Manuel Zelaya la diócesis de Copán calificó el hecho como un golpe de Estado.

Esa dependencia religiosa abarca los cinco departamentos del occidente de Honduras: Copán, Intibucá, Lempira, Ocotepeque y Santa Bárbara.

Santos agregó que en el documento condenaron también las violaciones a los derechos humanos y las agresiones de los militares contra medios de prensa como el canal 36, Radio Globo y Radio Progreso, de los jesuitas.

El director de la televisora, Esdras Amado López, comentó que las afirmaciones del obispo son importantes, teniendo en cuenta que hasta la fecha el Vaticano no se ha pronunciado oficialmente sobre lo ocurrido en Honduras.

Añadió que la posición de Santos contrasta con las del cardenal Oscar Andrés Rodríguez y otros jerarcas religosos, a quienes señaló como cómplices del golpe militar que interrumpió el Estado de derecho en el país.

La noticia sobre las revelaciones de monseñor Santos sobre la posición del Papa fue transmitida en cadena con Radio Globo.

1 comentario:

Jose dijo...

Esta es la verdadera Iglesia, la que está con el pueblo y no con los grupos de poder que sólo buscan el bienestar de un pocos a costa del sufrimiento de millones de habitantes sumidos en la pobreza extrema. Adelante Monseñor Santos! Sigamos en oración por nuestro país, principalmente por los más pequeños, por los favoritos de Nuestro Señor Jesús.