sábado, 26 de septiembre de 2009

MARCHA HONDURAS PARA DERROCAR A LA DICTADURA

TIEMPO (HONDURAS)
Caminata pacífica de la resistencia


Con pancartas, pitos, consignas y tambores desfiló nuevamente ayer el Frente Nacional Contra el Golpe de Estado por varios bulevares de la capital, luego de un día sin actividad en las calles.

La tradicional marcha de la resistencia caminó ayer por los bulevares Centroamérica, Juan Pablo II y Morazán hasta culminar en el centro histórico capitalino, de manera pacífica.

En el recorrido, el Frente Popular de Resistencia marchó en las cercanías de la embajada brasileña, en donde se encuentra de huésped el destituido presidente Manuel Zelaya Rosales, por lo que centenares de manifestantes se aproximaron a los retenes militares apostados en todas las calles aledañas a dicho lugar, para enviarle a su principal líder palabras de aliento.

Frases como “Gracias Brasil”; “Mel aguanta, el pueblo se levanta”; “Mel amigo, el pueblo está contigo”, fueron las que gritó a todo pulmón la multitud y aseguraron que para dialogar es necesario devolver la presidencia de la República a Zelaya.

A diferencia del pasado jueves 24, los dirigentes del movimiento popular hicieron un llamado a todos sus seguidores a que realizaran una masiva movilización para “exigir con contundencia el derrocamiento del régimen de facto”.

El dirigente campesino Rafael Alegría afirmó que la manifestación contó con una gran asistencia ya que “la resistencia de nuestro pueblo está sumamente interesada en que resolvamos esta situación por la vía pacífica”, y aseguró que la población precisa trasladar a Zelaya de la embajada de Brasil a Casa Presidencial.

De igual forma, el frente en resistencia denunció los atentados y atropellos a las vidas de algunos manifestantes que han sido fuertemente reprimidos por algunos policías y militares.