martes, 22 de septiembre de 2009

OBAMA, MEJOR PRESIDENTE DE AMÉRICA LATINA

por Flavio Dalostto
Las tensiones en la Mátrix entre la verdadera Presidenta de los Estados Unidos Hillary Clinton y el Títere del Sistema, Barak Obama, echan Humo. Los cortocircuitos en el Elefante Cibernético, donde la supuesta cabeza dice una cosa y la trompa hace otra, traerá rápidas consecuencias para el Imperio y su periferia.

Barak Obama, hasta el momento, solo ha podido exhibir Fracaso tras Fracaso; y quedar expuesto como un Mentiroso a al menos un Incapaz, a quien nadie parece querer obedecer. Los problemas de Obama para hacerse respetar por sus propios funcionarios y sectas del Transpoder en su propio gobierno acentúan la Imagen de Débil, Inoperante y Dubitativo del primer presidente ¿negro? de la Historia Norteamericana.

Ni aflojó realmente el Bloqueo a Cuba, ni cerró la base de Guantánamo, ni dejó de enviar tropas a Afganistán, ni mostró las atrocidades cometidas por sus soldados. Su famosa "Reforma de Salud" para ayudar a "Sus pobres", duerme en el Limbo, y no saldrá o si sale saldrá un engendro que será NADA. La desocupación en EEUU y en California (el séptimo país del Mundo) llega a niveles estelares. Sectores de su gobierno, ligados al clintonianismo y los Republicanos promovieron el Golpe de Estado contra Zelaya en Honduras ¡debió admitir que su base militar en ese país, fue utilizada para secuestrar al presidente legítimo de ese país! Sus generales en Afganistán admiten que el Talibán les está ganando la Guerra, debió rendir ante Rusia el tan mentado "Escudo de Misiles" con la ira de Polonia y Checa que acusan a Obama de regalar esos países a la esfera de influencia rusa. Ahora Israel, que huele que Obama pierde sangre podría animarse a un ataque contra Irán, mientras una insignificante dictadura, como la de Micheletti, prohijada por los propios EEUU, se da el lujo de insultar casi a diario a Obama y su gobierno.
Sin embargo, como ya se ha dicho en este espacio, Obama es el principio del fin del Imperio. Del mismo modo que Gorbachov arruinó la Unión Soviética (en términos de poder político); Obama arruinará al Imperio. Lo debilita, lo llena de contradicciones, cortocircuitos, chisporroteos peligrosos, no tiene Rumbo. Obama no logra dominar ningún escenario, no tiene iniciativas creíbles, ha fracasado. Ya pocos le creen adentro y afuera. Con su proyecto de 7 bases militares en Colombia, logró además unir a América Latina en su contra; y hasta el pequeño Paraguay se da el lujo de rechazar la presencia de soldados norteamericanos en ese País. La base de Manta en Ecuador ya se vació de militares estadounidenses. ¡Yanquis Go Home! Nunca tan cristalizada esta vieja consigna. Pero el golpe de gracia a la política Obama se lo ha dado el propio Lula, al refugiar y proteger a Zelaya, devolviéndolo al corazón del escenario hondureño. Así le paga Brasil a Obama su proyecto de colonización militar en territorio colombiano. "¿Vos nos metés las bases en la Amazonia?" ¡Nosotros te desarticulamos el Golpe hondureño!" Ahora, Lula queda como el "paladín" de la Democracia; mientras que Obama queda como el paralizado presidente norteamericano que prestó su base para el Golpe. Además, gracias al torpe Micheletti y su intransigencia, el Movimiento Popular Hondureño, más allá o más acá de Zelaya, está envalentonado y ahora viene "Por Todo".

Y, ¡cuidado! porque a este ritmo, podríamos a asistir a algo que nadie hubiera imaginado en el propio Estados Unidos, algo que nunca pasó en toda su Historia; pero que sí llena la Crónica de América Latina. Sí, eso, lo que están pensando. No es tan disparatado. Total, él nunca fue lo que dice ser, y tampoco juró como presidente ¿se acuerdan que juró solo "lealtad" a EEUU? Hillary sonríe. Obama encanece. Tal vez pronto se evidencie quién es quién en el Imperio. En tanto, Obama sigue siendo el mejor Presidente de América Latina. Nunca tuvimos tanto Oxígeno para poder intentar ser Soberanos. Gracias Obama. Estamos contigo.