domingo, 20 de septiembre de 2009

PERÚ: ALDEA DE MANTARO, EN EL VRAE, DERROTA A FUERZAS CONJUNTAS DE POLICÍA Y EJÉRCITO DE ALAN GARCÍA.

LA REPÚBLICA (PERÚ)
Incursión policial en el VRAE deja cuatro heridos

Enfrentamiento. PNP y ejército buscaban a presunto narcotraficante que se dio a la fuga. Operativo antidrogas sorprendió a población de Pichari, en el Cusco, quienes se enfrentaron a fuerzas del orden que usaron armas de fuego.

Marco Sánchez.

Un sorpresivo operativo antidrogas en el centro poblado de Mantaro, distrito de Pichari, Cusco, en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), produjo un enfrentamiento entre fuerzas de la Policía Nacional y el Ejército y pobladores, que terminó con cuatro heridos: tres civiles y un policía.

La incursión ocurrió aproximadamente a las cuatro de la madrugada del sábado y motivó respuesta de la población, porque –según el alcalde de Pichari Joaquín Dipaz– la Policía utilizó armas y gases lacrimógenos contra los civiles.

“Los pobladores fueron sorprendidos con la incursión militar, que no fue coordinada con las autoridades. Hay tres heridos por disparos del personal militar-policial, la población no respondió”, dijo.

Sin embargo, el director de la Policía Nacional, general Miguel Hidalgo, explicó que el operativo fue coordinado con el comando militar del VRAE y tuvo la intención de capturar a Zózimo Bernardo Crespo, importante acopiador de droga de la zona y presunto cabeza de una firma del narcotráfico, quien finalmente fugó.

“Hubo actitud violenta y proteccionista cuando fuerzas del orden luchan contra el narcoterrorismo. Hay un suboficial herido”, dijo y aseguró que no era la primera vez que la población del VRAE “tiene una actitud proteccionista frente a ilícitos penales”.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas informó que el operativo contó con el fiscal Alejandro Arriarán López y que los pobladores intentaron quemar un vehículo policial y que incluso emplearon armas de fuego.

El dato
Los heridos son los civiles Alfonso Romero Huamán (38), José Quispe Martínez (30) y José Simbrón Ruiz (21). Los dos primeros tienen proyectiles de bala en las piernas y el segundo esquirlas. El suboficial PNP Bruno Terreros Cámac resultó con herida en la cabeza. Los cuatro están estables.