domingo, 6 de septiembre de 2009

PERÚ: OLLANTA HUMALA PIDE RENUNCIA DEL MINISTRO DE DEFENSA Y DEL COMANDANTE GENERAL ANTE FRACASO MILITAR CON SENDERO

RPP (PERÚ)
Ollanta Humala solicita renuncia del ministro de Defensa

El líder nacionalista pidió también la salida del jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas por últimos ataques de los remanentes de Sendero Luminoso.

El líder del opositor Partido Nacionalista, Ollanta Humala, insistió en solicitar las renuncias del ministro de Defensa, Rafael Rey, y el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general EP Francisco Contreras, a raíz de los últimos ataques atribuidos a los remanentes de Sendero Luminoso.

"El ministro debe salir porque no sabe absolutamente nada de defensa nacional. Viene de ser embajador en Roma y anteriormente ha sido ministro de la Producción", precisó el ex candidato presidencial en declaraciones a RPP.

Por ello, Humala Tasso consideró que el referido cargo debe ser ocupado por alguien que conozca el tema de defensa.

"Si sumamos todos los muertos que se van produciendo en lo que va de este gobierno, en lo que es Fuerzas Armadas y Policía Nacional, ya hemos pasado los 60 y todavía no hay un responsable político y operacional", agregó.

Explicó que la renuncia del presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas debe producirse por ser el responsable de diseñar los planes estratégicos que se vienen ejecutando en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene.

En otro momento, el ex militar descartó la existencia del narcoterrorismo en el país y dijo que los ataques son perpetrados por remanentes senderistas armados.

"Yo estuve en las zonas de emergencia y nunca vi narcoterrorismo. No existe una persona que en el día esté levantando vuelos (con droga) y en la noche emboscando patrullas", culminó.

El piloto y el copiloto de un helicóptero de la Fuerza Aérea Peruana (FAP), así como un mecánico armero, murieron el miércoles después de que su aeronave fuera derribada cuando se disponían a socorrer a militares heridos en otro ataque registrado el martes.

Este fue el tercer atentado en solo tres días, y cerró de momento una sangrienta serie que comenzó el pasado 1 de agosto, cuando tres policías y dos civiles (emparentadas con los agentes) murieron en otro ataque a una base antiterrorista.