viernes, 25 de septiembre de 2009

PUEBLO HONDUREÑO EXIGE A ZELAYA QUE RESISTA

ABC (PARAGUAY)
Miles de hondureños piden a Zelaya que resista

Miles de hondureños marcharon este viernes en Tegucigalpa y al pasar frente a la embajada de Brasil, donde está refugiado el presidente depuesto, Manuel Zelaya, le gritaron que resista el asedio del régimen de facto, comprobaron periodistas de la AFP.

“Mel aguanta, el pueblo se levanta” , “gracias Brasil” , “Mel Zelaya, el pueblo no te falla” , corearon los manifestantes al mediodía frente a la legación brasileña sitiada por militares, donde estuvieron unos minutos antes de reanudar su marcha hacia el centro de la capital.

Un dirigente pidió por altavoces a la multitud, estimada en unas 6.000 personas, que no se manifestara cerca de la legación brasileña “para no poner en peligro la vida del presidente” .

Zelaya denunció que este viernes los militares difuminaron un gas tóxico hacia la sede diplomática de Brasil, donde se refugió el lunes luego de volver subrepticiamente al país, causando malestar y vómitos a sus ocupantes.

Ondeando banderas de Honduras y de organizaciones que conforman el Frente de Resistencia contra el Golpe del 28 de junio, los manifestantes marcharon desde la Universidad Pedagógica hacia el centro de la ciudad, gritando consignas contra el presidente de facto Roberto Micheletti.

“La ruta es sacar a ese hijo de puta” , “ni perdón ni olvido, muerte a los golpistas” , coreaban insistentemente los manifestantes.

“Le estamos haciendo caso a nuestro presidente que nos pide que luchemos pacíficamente, pero si nos siguen jodiendo, si le hacen daño al oresidente, aquí va a haber una masacre, porque vamos a tomar las armas” , dijo a la AFP un hombre de unos 60 años que se identificó solamente como Marco.

“Esperamos en Dios que el problema se resuelva por las buenas, que los militares dejen de ayudar a los empresarios y pongan atención a lo que pide el pueblo” , dijo María, de unos 40 años, que marchaba vestida de rojo, el color del Partido Liberal, de Zelaya y Micheletti, que está dividido desde el golpe.