lunes, 28 de septiembre de 2009

TRAGICOMEDIA HONDUREÑA: DICTADOR MICHELETTI QUE ATACÓ A EMBAJADA BRASILEÑA MANDA "ABRAZO" A LULA QUIEN LO CALIFICÓ DE "IDIOTA". BASTA. ES DEMASIADO

INFOBAE.COM
Micheletti mandó un "abrazo" a Lula y le pidió que "no se preocupe"


El presidente de facto hondureño mandó hoy un "fuerte abrazo" a Luiz Inácio Lula da Silva, al que pidió que no se preocupara porque ni la Policía ni el Ejército entrarán en los predios de la embajada de Brasil

"Quiero enviarle a Lula da Silva un fuerte abrazo con el cariño y con el respeto que siempre le tenemos a todos los países del mundo; y que no se preocupe, que jamás nuestra Policía o nuestro Ejército va a introducirse a la fuerza a sus dominios, a sus terrenos, a su propiedad", dijo Micheletti en una conferencia de prensa.

El Gobierno de facto dio el sábado un plazo de diez días para que Brasil resuelva y defina la situación en que se encuentra desde hace una semana el depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, quien fue derrocado hace hoy tres meses.
La cancillería del Gobierno de facto ha afirmado, además, que de no cumplir con esas condiciones en ese plazo, la embajada será despojada de su estatus diplomático y pasará a ser una oficina particular.

"No hemos hecho absolutamente nada que vaya contra la ley, ni contra las leyes internacionales, ni contra los acuerdos internacionales, ni lo vamos a hacer, solamente es una advertencia", afirmó.

Según Micheletti, la "advertencia" obedece a que su Gobierno considera "injusto" que "un hombre que ha pedido albergue, abrigo", en alusión a Zelaya, salga "a los ventanales, a los balcones, a incitar a la violencia".

La embajada de Brasil se encuentra rodeada desde hace una semana por un dispositivo policial y militar que no permite el acceso a la zona, salvo a un número reducido de personas que ingresan por razones logísticas.

"Aunque no nos reconozcan, nosotros les respetamos sus derechos", indicó Micheletti, al asegurar que se encuentran en la misma situación que las embajadas de Venezuela y de Argentina: "ahí están en sus hogares, tranquilos en sus residencias", dijo.

"Nosotros no queremos pleito con nadie", agregó.

El Gobierno de Micheletti ha dado también un plazo de diez días a esos dos países, al igual que a España y México, para que reconozcan a las autoridades de facto y les ha pedido que devuelvan sus privilegios diplomáticos, además de retirar sus banderas y distintivos nacionales.