viernes, 11 de septiembre de 2009

URGENTE HONDURAS: DICTADOR MICHELETTI ASUSTADO POR RUMORES DE QUE AVIONES NORTEAMERICANOS ATERRIZARON EN EL PAÍS PARA RESTITUIR A ZELAYA

ABC.ES
Micheletti niega la llegada de una flota aérea de EE.UU. para derrocar a su gobierno

El presidente de Honduras, Roberto Micheletti, negó ayer que aviones estadounidenses aterrizaran en la base aérea norteamericana de Palmerola para derrocar a su Gobierno interino y devolver el poder al mandatario depuesto Manuel Zelaya.

"No tenemos ninguna información oficial de parte de la Fuera Aérea de que hayan llegado aviones de Estados Unidos, ya que los que están aquí son los que hacen sus prácticas normales", mencionó el presidente 'de facto', desmintiendo así las informaciones de "algunos medios de comunicación que se oponen al Gobierno y que tienen una campaña para intimidar a la población mediante el anuncio de desastres".

Micheletti aseguró que si un país decidiera invadir Honduras, "sería el primero en saberlo, y lo daría a conocer a través de ustedes (medios de comunicación)", indicó en declaraciones a los medios locales.

Respecto a Estados Unidos, dijo que es un país "muy respetuoso con la ley", y aunque lamentó el anuncio del recorte de ayuda económica por el golpe militar de junio, recalcó que "no serán capaces" de llegar al extremo de invadir el país centroamericano. Washington por su parte sigue sin reconocer el Gobierno interino dirigido pro Micheletti y pide la vuelta al orden democrático, que pasa por restablecer a Zelaya en el poder.

Pero Micheletti, aseveró que en Honduras no se registró un golpe sino una "sucesión constitucional", afirmando que Zelaya fue acusado de dieciocho delitos por pretender redactara una nueva Constitución. "Mi Gobierno está consolidado desde el primer día, desde el 28 de junio", aseveró.

"En todos los países donde ha habido golpes de Estado y luego ha venido la restitución constitucional, se han aceptado e igual tiene que acontecer en Honduras", afirmó el presidente 'de facto' hondureño ante la negativa de la comunidad internacional de reconocer al ganador de los próximos comicios del 29 de noviembre.