viernes, 4 de septiembre de 2009

URGENTE HONDURAS: DICTADURA CALIFICA A OBAMA DE "CHAVISTA"

LA NACION (ARGENTINA)
El gobierno de facto criticó a Obama por "apoyar a Chávez"

La administración de Micheletti lamentó la decisión de la Casa Blanca

El gobierno de facto de Roberto Micheletti lamentó ayer la decisión de Washington de suspender una amplia gama de ayudas a Honduras, y criticó a la Casa Blanca por haber optado por una vía que, a su juicio, es la misma que la del presidente venezolano, Hugo Chávez.

El ministro de la Presidencia de Micheletti, Rafael Pineda, declaró a la prensa local que la medida adoptada por la administración de Barack Obama es "poco amistosa". "No la podemos aceptar con alegría", agregó, minutos después de que finalizara la reunión del presidente derrocado de Honduras, Manuel Zelaya, y la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

Finalizado el encuentro, el departamento que dirige Clinton difundió el comunicado en el que se amplían las sanciones al régimen hondureño.

"Lamentamos que un gobierno, que un país y un pueblo que es amigo nuestro haya tomado la decisión de irse por el lado de Chávez y de condenar al pueblo que lucha contra la expansión marxista en América", señaló Pineda.

Según el ministro, tanto Honduras como Estados Unidos saben del "afán expansionista" de Chávez, a quien acusó de querer convertirse en el gobernante de toda América latina.

"No logro comprender por qué los Estados Unidos respaldan a Chávez y no respaldan a un país y a un pueblo que lo que ha decidido es ponerle un «hasta aquí» a un sátrapa venezolano que quiere convertirse en el líder de América latina sobre la base de su petróleo y de sus dólares", añadió.

El vocero de Micheletti indicó que las sanciones económicas de Estados Unidos serán contrarrestadas "con un gobierno de austeridad".

"Lamentablemente, se sacrificarán algunas de las obras de infraestructura que, si no se paralizan en su totalidad, irán en progreso más lento, porque la inyección de recursos será menor." El gobierno de facto considera que la decisión de la Casa Blanca de suspender las ayudas a Honduras se traducirá en un mayor empobrecimiento de la población, menores oportunidades de trabajo y una merma en la atención sanitaria y educativa.

"Esta circunstancia tendrán que agradecérsela al ex presidente Zelaya, que después de haber sido el enemigo del «imperio» fue a suplicar allá [Estados Unidos] que le aplicaran a su pueblo medidas para que se muriera de hambre", ironizó el vocero de Micheletti.

En cuanto a la posición de Washington de no reconocer en estos momentos los resultados de las elecciones programadas para el 29 de noviembre, Pineda precisó que el gobierno de Micheletti garantizará unos comicios "masivos, libres, justos y transparentes". Para Pineda, será el pueblo el que determine quién conducirá el país en el próximo período presidencial (2010-2014).