jueves, 17 de septiembre de 2009

URUGUAY NO RECONOCERÁ ELECCIONES TRUCHAS HONDUREÑAS ORGANIZADAS POR LA DICTADURA

ANSALATINA
URUGUAY "NO RECONOCERA" ELECCIONES DE HONDURAS

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, visitó la Organización de Estados Americanos (OEA) al término de su visita oficial a Washington, donde subrayó que su país es categórico en el rechazo al golpe de estado en Honduras y que no reconocerá las "elecciones que sean llamadas por un gobierno inconstitucional".

"Las elecciones que sean llamadas por un gobierno inconstitucional, Uruguay no las va a reconocer", dijo Vázquez ante los periodistas, al salir de una sesión protocolar del Consejo permanente de la organización interamericana. Ante los embajadores de los 33 Estados miembros de la OEA, el presidente lamentó la situación que atraviesa actualmente Honduras y aseguró que la posición de su país es "categórica en el rechazo al golpe de Estados y en el reclamo de un inmediato restablecimiento del orden constitucional, restituyendo en sus cargos a las autoridades democráticamente electas por el pueblo hondureño".

Además indicó que Uruguay "ha dejado de reconocer a la embajadora recurrente de Honduras, por no representar al gobierno constitucional de ese país", luego del golpe del 28 de junio pasado contra el presidente Manuel Zelaya.
"Uruguay no reconocerá a un eventual gobierno que pudiera surgir de la situación de ruptura institucional que hoy padece ese país y que tanto nos duele a sus hermanos americanos", añadió.

Ante las preguntas de los periodistas, el mandatario uruguayo reiteró, por otra parte, que su país rechaza la instalación de bases militares extranjeras en América Latina pero subrayó que respeta el principio de no intervención y de libre determinación de los pueblos.

Vázquez centró su intervención ante los embajadores de la OEA en ilustrar el plan Ceibal -puesto en marcha por su gobierno y destinado a dotar de una computadora a cada niño y docente de su país- al que calificó como una "revolución de la inteligencia y la igualdad de oportunidades".

"En un rincón en el sur de esta América, tan pródiga en levantamientos y enfrentamientos armados, está ocurriendo una revolución pacífica", dijo. GAT