viernes, 30 de octubre de 2009

ARGENTINA CREÓ UNA ASIGNACIÓN UNIVERSAL PARA LA NIÑEZ DE 180$ POR HIJO

LA VOZ (CÓRDOBA, ARGENTINA)
Por decreto, asignan 180 pesos por hijo

Recibirán este beneficio los padres de niños y adolescentes, de hasta 18 años, que no perciban otra asignación familiar.

La presidenta Cristina Fernández sorprendió ayer al anunciar la creación por decreto de una asignación universal de 180 pesos mensuales por hijo, destinada a las familias con empleos en la economía informal y desocupados, cuya financiación –estimada en 10 mil millones de pesos- surgirá del Fondo de Garantías de Sustentabilidad del Sistema Previsional y será canalizada por la Anses.

La presentación del "Sistema no contributivo de Asignación universal por hijo para protección social" se produjo en momentos en que desde distintos sectores sociales y partidos de la oposición se venía insistiendo en la necesidad de fijar mecanismos por vía legislativa para atender a las necesidades de la pobreza. Sin embargo, el Gobierno nacional decidió hacerlo a su manera: creó el sistema a través de un decreto que comenzará a regir el 1 de noviembre, y le puso algunos límites a su alcance, al destinarlo sólo a los sectores que están fuera de la economía formal en lugar de extenderlo a todos los ciudadanos como lo reclamaban quienes proponían un ingreso universal a la niñez.

Además condicionó el pago de la asignación a que los padres acrediten que sus hijos concurren a la escuela y además tienen las vacunas al día.

Al anunciar el nuevo sistema, la presidenta ratificó que su objetivo es generar "trabajo genuino" para todos los argentinos: "Este es un acto de triste reparación, pero será un acto de justicia cuando cada padre tenga un buen trabajo, un buen salario y una buena casa", expresó.

Si bien se sabía que el Gobierno nacional tenía en estudio algunas propuestas de asignación para la niñez, la decisión de anunciarlo ayer y establecerlo por decreto resultó inesperada. A primera hora de la mañana, la Casa Rosada informó que Cristina Fernández realizaría un anuncio en la sede gubernamental, y que para ello habían sido convocados gobernadores, intendentes, todos los integrantes del gabinete nacional y dirigentes sociales.

Aunque se desconocía el motivo de la invitación, los mandatarios provinciales habían sido advertidos un día antes, cuando participaron en el Salón de la Mujer de la Casa de Gobierno, de la presentación del proyecto de ley de Reforma Política y debieron prolongar su estadía en la Capital Federal un día más.

El anuncio de la Presidenta fue recibido con entusiasmo no sólo por los gobernadores sino también por los dirigentes de los movimientos sociales presentes en el lugar: desde los líderes piqueteros Luis D’Elía y Emilio Pérsico hasta la referente de la organización jujeña Túpac Amaru, Milagro Sala, quien al finalizar el acto se estrechó en un fuerte abrazo con Cristina.

También estuvieron entre el público las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, diputados y senadores del oficialismo, y el titular de la CGT, Hugo Moyano, entre otros.

Algunos, como el jefe del bloque de diputados oficialistas Agustín Rossi, llegaron a calificar la medida de "casi revolucionaria".

El ministro de Economía, Amado Boudou defendió la iniciativa oficial, al destacar: "Un proyecto que incluye gastos y no los recursos es una ilusión. De todas las iniciativas que estaban dando vueltas, ninguna tenía en cuenta el financiamiento".

La Presidenta deslizó una crítica a la oposición al recordar que en su momento se opuso a la recuperación por el Estado del sistema privado de jubilaciones: "A los que no nos acompañaron en el Congreso cuando decidimos que los recursos de los trabajadores volvieran al sector público, bueno, fíjense cómo podrían haber ayudado".

1 comentario:

gabriela dijo...

Tengo cuatro hijos,estoy separada trabajo " limpiando casas, tiñiendo cabellos, corto pasto,bobino motores" pero el estado no me otorga la asignacion universal, porque mis hijos no concurren a un colegio del estado. Mi pregunta es: ¿esto lo tengo que tomar como dicriminacion? o ¿como una burla mas del estado?