jueves, 15 de octubre de 2009

ARGENTINA: DOLOROSA DENUNCIA DE UNA MAESTRA SANTAFESINA

por Gabriela Soria, docente de la Ciudad de Santa Fe

Hola Gente
No se dan una idea lo frustrada y desilusionada que me siento. El lunes 12 al mediodía entro un menor de aproximadamente 11 años al dormitorio de mi casa, cuya ventana da hacia la calle (,reja de por medio) y estaba abierta, como todos los días. Me robó todo el dinero que me había quedado del sueldo y dinero de la escuela... (soy docente, y vivo sola con mi hija en el fonavi de Los Troncos) .

Lo más frustrante de todo es que al verlo, cuando salía de mi casa, ...nos sorprendimos los dos, porque era un alumno mío....
Te juro que estoy tan amargada, no solo porque me quedé sin un peso, sino porque el día que él se presente en la escuela, tendré que darle clases normalmente, mirándolo a la cara, con mucha pena, por lo que él se dedica a hacer, que es robar... otra cosa no puedo hacer.

Denunciarlo? imposible, ¿que pruebas tengo? ¿hablarlo a solas? se me puede acusar de culpar a un menor y sancionarme, ¿hablar con los padres? ¡ vivo en el barrio!!!!, ¿llamar a la policía y a los padres a la escuela, y junto con la constancia que dejé en el destacamento, acusarlo? ¿para que? ¿quién va a ayudar a ese niño? lo llevarán a juveniles, lo verá la jueza, luego lo dejarán libre... y durante estos trámites, perdió también la escolaridad....

¡Que sistema DE MIERDA tenemos!!!!!! desprotegidos nosotros, desprotegidos los menores, no tienen una contención... me di cuenta que los que nos preocupamos y sufrimos somos los empleados rasos, los agentes policiales que me ayudaron, mis compañeras y yo que a diario tratamos de inculcarles valores a nuestros alumnos, los porteros que le hacen la merienda y limpian... pero de ahí hacia arriba a ninguno le importa nada... jueces, directores de escuelas hacia arriba, y ni hablar de senadores y diputados....

No sé como seguir... laburo doble turno dejando a mi hija sola, para que me alcance no sólo para mis gastos, sino también para los de mi tareas,(fotocopias,cuadernos lápices, etc que usan mis alumnos y el ministerio no provee) dejando en el camino, también mi salud. ...Uno de los míos roba, me roba, delinque... ¿mis enseñanzas no sirven?, ¿los valores que inculcamos en las escuelas no sirven?... Hoy no se que hacer,me siento muy dolida.

Mañana será otro día, y sólo apelo a mi fuerza de voluntad y a Dios para que me devuelva la ilusión de seguir enseñando para lograr un futuro mejor...

gracias por leer este mail.

GABRIELA SORIA
lagabysoria@hotmail.com