miércoles, 21 de octubre de 2009

CHILE: BACHELET DETRÁS DE LA MILITARIZACIÓN DE LA ARAUCANÍA Y LA REPRESIÓN A MAPUCHES

RADIO UNIVERSIDAD DE CHILE
Gobierno responde con militarización y violencia a demanda histórica mapuche


Aunque la vocera de gobierno afirmó que no acepta la violencia en La Araucanía, la pateadura propinada por carabineros a un joven mapuche, se suma a numerosas denuncias de agresión policial. Expertos sostienen que esta es la respuesta gubernamental a las demandas territoriales.

Medios de comunicación internacionales dieron cuenta de las informaciones que llegaban desde Chile durante la jornada de ayer respecto a la posibilidad de la muerte de un comunero en la localidad de Lolenco, aunque sin confirmación cierta hasta este minuto.

Estos hechos de violencia se suman a la golpiza que sufrió el hijo de un lonco el viernes último, a quien carabineros de fuerzas especiales destacados en la zona le patearon la cara y lo golpearon a pesar que se encontraba esposado y sin oponer resistencia, imágenes que también reprodujeron algunos canales de televisión en otras latitudes.

Esta situación es reflejo de la militarización como única respuesta del gobierno a las demandas de las comunidades y que entierran la posibilidad de diálogo que quieren los mapuches, comentó la co-directora del Observatorio Ciudadano, Nancy Yáñez.

"Finalmente, lo que tenemos es un escenario de militarización de La Araucanía en donde Carabineros no está cumpliendo la función propia de fuerza de orden público. Se constituye este proceso de criminalización con el que se responde a una demanda histórica que debiera tener respuesta en el marco de la institucionalidad democrática de este país y no de esta manera", explicó la experta.

La especialista en temas indígenas afirmó en entrevista con el programa Semáforo de Radio Universidad de Chile, que la violencia es la respuesta evidente, constante y recurrente de un gobierno que incluso se excusa de participar en seminarios y encuentros para debatir la crisis que se vive en la región de La Araucanía.

Junto con reiterar que no hay confirmación respecto de la muerte de un comunero en Lolenco, la vocera de gobierno también condenó las imágenes que muestran a carabineros pateando en la cara de Carlos Curinao, hijo del lonco Juan Curinao.

"La violencia es condenada, no es la forma con la que se va a tratar una temática que es importante para el país y que tiene una profunda razón histórica, como es la problemática indígena y en particular las reivindicaciones del mundo mapuche. Respecto de la golpiza es un hecho que se tiene que investigar y aclarar. Ante la opinión pública decimos que no puede haber violencia injustificada a ningún ciudadano chileno, de ninguna naturaleza y, por lo tanto, este hecho que se dio a conocer por los medios tiene que investigarse", enfatizó Carolina Tohá.

Sin embargo, la violencia está asentada en la zona con la militarización de los alrededores de las comunidades donde actúan como verdaderos guardias privados de los predios que son demandados por los mapuches.

Por eso, y aunque Carabineros confirmó la baja del funcionario involucrado en la pateadura del joven mapuche, el lonco Curinao adelantó que presentarán acciones en los tribunales de justicia.