lunes, 19 de octubre de 2009

EEUU: LOS HISPANOS CONTRA OBAMA POR SU POLÍTICA PERSECUTORIA CONTRA MIGRANTES LATINOS

EL FINANCIERO (MÉXICO)
Aumentan críticas a Obama por dar autoridad migratoria a policías

El Consejo Nacional de la Raza (NCLR), el mayor grupo de defensa de hispanos en Estados Unidos, se sumó hoy a las críticas contra el gobierno de Barak Obama por renovar el polémico programa que da autoridad migratoria a la policía.

El NCLR se declaró "profundamente preocupado" de que el Departamento de Seguridad Interna (DHS) haya renovado el programa 287(g), al considerar que éste ha sido "ineficaz, sujeto a abusos y responsable por crear un ambiente de temor en las comunidades".

"Hemos estado preocupados por el abuso de autoridad de los acuerdos 287(g). El cumplimiento de las leyes migratorias debe ser conducido de forma tal que maximice la efectividad sin socavar nuestros valores", señaló su presidenta Janet Murguía.

El NCLR se declaró especialmente preocupado por el acuerdo que permite a las policías locales investigar la situación migratoria de personas arrestadas en prisiones locales, a fin de que sean deportados si son inmigrantes indocumentados.

"Los datos muestran que estamos usando escasos recursos policiales para perseguir a personas que no cometieron crímenes, en lugar de concentrarnos en criminales serios que son una amenaza", añadió Murguía.

El DHS anunció la semana pasada la renovación del 287(g), pero bajo nuevas regulaciones según las cuales las agencias policiales sólo podrán mantener bajo custodia a inmigrantes indocumentados que enfrenten cargos criminales previos.

Asimismo autorizó la renovación de su acuerdo de cooperación con el controvertido alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, a pesar de que es investigado por el Departamento de Justicia por posible discriminación contra hispanos.

Organizaciones como la Unión Nacional de Libertades Civiles (ACLU), America's Voice y el Foro Nacional de Migración fustigaron la renovación del programa.

Bajo el nuevo programa del DHS, 67 agencias policíacas locales del país tendrán autorización para efectuar detenciones y mantener indocumentados en sus cárceles. Seis agencias optaron por no buscar la renovación.

El ICE defendió el programa y sostuvo que contará con una mayor autoridad de supervisión sobre la forma como las policías locales lo implementarán, con el objetivo de tener una cooperación más eficiente.

Desde enero pasado, unos 24 mil indocumentados fueron detenidos, 48 por ciento más que la cifra alcanzada durante el mismo periodo en el 2008. (Con información de Notimex/MVC)