lunes, 5 de octubre de 2009

HONDURAS: DICTADOR MICHELETTI ENLOQUECIÓ. AHORA AFIRMA QUE QUIENES SECUESTRARON Y EXPULSARON A ZELAYA SERÁN CASTIGADOS

EL PAÍS (ESPAÑA)
Micheletti asegura que los que expulsaron a Zelaya serán "castigados"
El presidente golpista de Honduras deroga el decreto que restringía las libertades constitucionales impuesto tras el regreso del mandatario derrocado

El presidente golpista de Honduras, Roberto Micheletti, asegura que los responsables de haber sacado del país al depuesto gobernante Manuel Zelaya serán llevados ante la justicia y "castigados". En una rueda de prensa este lunes en Tegucigalpa, el mandatario insistió, como ya declaró en una entrevista publicada el pasado domingo en la revista brasileña Veja [en portugués], en que "se cometió un error" al enviar a Zelaya a Costa Rica después de su derrocamiento, el 28 de junio, porque la Constitución hondureña "protege la presencia de los hondureños, sin extradición, en el país". "Definitivamente es una decisión que tomaron algunos sectores (a los que no mencionó) y van a ser castigados de conformidad con la ley", añadió.


Micheletti realizó estas declaraciones poco después de que su Gobierno derogara el decreto impuesto la semana pasada mediante el cual se suspendieron las garantías constitucionales. "Voy a pedir respetuosamente que, al igual que tomamos la decisión de imponerlo, lo levantemos", había afirmado previamente el presidente golpista en una entrevista con una televisión local.

La medida, que anulaba la libertad de expresión, de asociación y de libre circulación, así como los derechos de los detenidos, se adoptó en respuesta a la vuelta al país de Zelaya, que permanece refugiado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el 21 de septiembre. Además de la comunidad internacional y organismos defensores de Derechos Humanos, empresarios, políticos e incluso el Tribunal Supremo de Elecciones y la Corte Suprema de Justicia hondureños criticaron la suspensión de los derechos constitucionales, hasta que finalmente Micheletti cedió a la presión y retiró el decreto.

Por su parte, Zelaya recordó este lunes los 100 días de su derrocamiento como presidente de Honduras con un nuevo llamamiento para "suscribir de manera inmediata por ambas partes el Acuerdo de San José en el marco jurídico nacional e internacional". El acuerdo, resultado de la mediación realizada por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, contempla la restitución de Zelaya, algo que hasta ahora ha sido rechazado por el Gobierno de facto.

Los candidatos presidenciales a los comicios que se celebrarán el próximo 29 de noviembre en Honduras están a favor del diálogo. El candidato Porfirio Lobo Sosa cree que la grave crisis política desatada en el país tras el golpe militar de junio entra en una "nueva fase" con la llegada el pasado viernes de la comisión de avanzada de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sosa, del opositor Partido Nacional, mantiene la postura de que ninguna posición forzada es buena para el país centroamericano, y ha reiterado que está dispuesto a respaldar cualquier decisión que surja del proceso de diálogo, incluyendo las negociaciones internas que se llevan a cabo fuera del Acuerdo de San José.

Otra misión de OEA, integrada por cancilleres y representantes de diez países del continente americano y de España, viajará este miércoles al país para impulsar el diálogo y procurar una salida a la crisis política.