jueves, 29 de octubre de 2009

HONDURAS URGENTE: DICTADOR MICHELETTI ARRUINÓ LA CARRERA POLÍTICA DE SU PROPIO HIJO

REUTERS
Golpe Estado en Honduras le cuesta caro al hijo de Micheletti

El golpe de Estado en Honduras que derrocó al presidente Manuel Zelaya hace cuatro meses tuvo una inesperada víctima política para el presidente de facto Roberto Micheletti.

Aldo Micheletti, un licenciado en derecho de 24 años, fue elegido candidato a diputado por el gobernante Partido Liberal antes de que el 28 de junio militares derrocaran a Zelaya y lo sacaran del país, pero no podrá participar en la elección del 29 de noviembre porque su papá es ahora el presidente de facto.

El hijo menor de Micheletti renunció el miércoles a la candidatura a diputado por el departamento de Yoro, en el centro norte del país, pues la Constitución prohíbe que familiares de funcionarios de alto rango se postulen al Congreso.

La violación a la Constitución fue el argumento que utilizó el presidente de facto para justificar el golpe de Estado a punta de pistola contra Zelaya, quien pugna por su restitución desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, en donde se refugia desde que regresó sorpresivamente al país hace más de un mes.

Roberto Micheletti fue nombrado presidente por el Congreso en reemplazo de Zelaya, un nombramiento que no cuenta con el reconocimiento de la comunidad internacional, pero sí de las autoridades electorales que estudiaban el caso antes de que Aldo Micheletti presentara la renuncia, según la prensa local.

"Yo voy a respetar el fiel cumplimiento de la misma (la Constitución) porque la amo de igual manera (que el padre)", dijo a medios locales el benjamín del presidente de facto al renunciar a la postulación.

Roberto Micheletti asegura que Zelaya violó la Constitución al pretender impulsar una consulta pública que podría abrir el camino a la reelección, algo prohibido por la carta magna.

El presidente de facto se ha opuesto tenazmente a que Zelaya sea restituido como presidente, prolongando la peor crisis política en Centroamérica desde la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989.

(Reporte de Javier López de Lérida. Editado por Adriana Barrera)