sábado, 3 de octubre de 2009

HONDURAS: ZELAYA DENUNCIA FEROZ REPRESIÓN DE LA DICTADURA, MIENTRAS ANALIZA SU POSIBLE CASTRACIÓN ANTE MICHELETTI

EL FINANCIERO (CHILE)
Denuncia Zelaya "brutal" represión en Honduras

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, denunció que el régimen de facto reprime "brutalmente" a los opositores en su país y "no existen" condiciones para realizar elecciones justas y libres.

"El régimen (de facto) está reprimiendo brutalmente a los opositores, los partidos de izquierda no pueden manifestarse, hay presos políticos y el presidente electo por el pueblo está refugiado en una embajada", declaró Zelaya al diario chileno El Mercurio.

Zelaya, depuesto el 28 de junio pasado y expulsado del país, regresó a Honduras y está refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, desde donde aseguró al rotativo chileno que en Honduras la izquierda no puede manifestarse y existen presos políticos.

El jefe de Estado constitucional descartó que en las actuales condiciones puedan realizarse los comicios el 29 de noviembre próximo en condiciones justas.

"Las condiciones para una competencia electoral justa y libre no existen en Honduras en este momento. Pero las elecciones deben realizarse en la fecha prevista, previo retorno de las garantías constitucionales", dijo.

Zelaya indicó que el retorno de las garantías constitucionales es fundamental también para llevar adelante un diálogo con el régimen de facto, tendiente a buscar una solución a la crisis política que vive el país.

"Nosotros hemos propuesto un diálogo, pero la respuesta del gobierno golpista ha sido la supresión de las garantías constitucionales, de la libertad de expresión, llevando a cabo persecuciones y asesinatos.

Deben reponerse las garantías constitucionales", demandó. Añadió que "hay cosas que no se pueden negociar: el respeto de la soberanía popular que pasa por la restitución de este Presidente elegido democráticamente por el pueblo. Eso es innegociable. Sin mi restitución, las próximas elecciones serían un fraude".

En sus declaraciones vía telefónica al periódico chileno, Zelaya consideró positiva la participación de los organismos internacionales en la crisis, en especial de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El depuesto mandatario hondureño señaló que el Acuerdo de San José, promovido por el presidente costarricense Oscar Arias, "es un buen camino y debemos buscar que el gobierno golpista lo acepte".

"Una vez que sea aceptado el acuerdo, puede ser sujeto a modificaciones. Antes no, porque eso sería dilatar más la crisis", advirtió. (Con información de Notimex/JJJ)