martes, 13 de octubre de 2009

HONDURAS: ZELAYA RENUNCIA A LA REFORMA CONSTITUCIONAL Y SE ROMPE FRENTE ANTIGOLPISTA

EL UNIVERSAL (VENEZUELA)
Sindicalista sale de mesa diálogo por desacuerdo con Zelaya en Constituyente
El sindicalista Juan Barahona fue sustituido hoy en la comisión que representa a Manuel Zelaya en el diálogo entre las partes de la crisis en Honduras por su desacuerdo con la decisión del presidente depuesto de renunciar a promover una Asamblea Constituyente.

"No estamos de acuerdo, pero vamos a respetar la firma de él (Zelaya), la posición de él, la renuncia a la Constituyente", declaró Barahona a los periodistas tras abandonar la mesa de diálogo por decisión, según dijo, del propio Zelaya.

La mesa de diálogo en que trabajan las comisiones de Zelaya y del presidente interino, Roberto Micheletti, desde el miércoles pasado para encontrar una salida pactada a la crisis que vive el país retomó hoy los trabajos tras una pausa durante el fin de semana.

Barahona aclaró que su salida no significa una ruptura del Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado, del cual es dirigente con Zelaya, pero insistió en que el movimiento sí quiere una Constituyente.

"No renunciamos a la Constituyente", pero "no se rompe la relación entre el frente de resistencia y el presidente Zelaya", puntualizó, y advirtió: "No vamos a cesar en la lucha para que el presidente Zelaya sea restituido".

El dirigente campesino fue sustituido por el abogado Rodil Rivera en la delegación de Zelaya en el diálogo con los representantes del presidente interino al reanudarse las reuniones en un hotel de Tegucigalpa.

Zelaya promovía una Constituyente mediante la consulta popular que iba a celebrar el 28 de junio, cuando fue derrocado y sustituido en el poder por Micheletti por designación del Parlamento, reseñó Efe.

Según Barahona, dos de los cinco puntos sobre los que se logró consenso la semana pasada son que no habrá amnistía política para los involucrados en la crisis y la renuncia de Zelaya a promover la Constituyente si es reinstalado en el poder.

También se logró consenso sobre un Gobierno de unidad nacional, según la ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia Vilma Morales, miembro de la comisión de Micheletti.

El movimiento de resistencia sí está de acuerdo con que no haya amnistía, porque "los que hayan cometido delitos deben someterse a la ley", señaló Barahona, dirigente de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH).

Reconoció que estaba en "una posición un poco incómoda en la mesa" porque, por decisión propia, se negó a suscribir las actas de las reuniones "y no podía seguir sin firmar", pues el mecanismo del diálogo establece que deben hacerlo todos los participantes.

"Para evitar eso es mejor una sustitución a tiempo", comentó.

El diálogo que comenzó el pasado miércoles se basa en el Acuerdo de San José, propuesto por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, y que incluye la restitución condicionada de Zelaya, su renuncia a la Constituyente, amnistía política, un Gobierno de unidad nacional y verificación internacional, entre otros puntos.