viernes, 2 de octubre de 2009

ISRAEL EXPORTA MERCENARIOS A AMÉRICA LATINA: PERÚ

PRENSA LATINA
Contratación de mercenario israelí repudian en Perú

La posible contratación de un general israelí como asesor para la represión de un foco de alzados en Perú fue rechazada hoy por un activista de derechos humanos y un analista militar.
Al mismo tiempo, el jefe de las Fuerzas Armadas, general Otto Guibovich, sin desmentir la contratación del general en retiro Israel B. Ziv, admitió contactos con quienes tienen experiencia de lucha contrainsurgente en Colombia, cuyo gobierno es asesorado por Ziv, según la prensa israelí.

El dirigente de la Asociación por los Derechos Humanos (APRODEH) Miguel Jugo puso en duda que un personaje con los antecedentes de Ziv, denunciado por matanzas de civiles palestinos, pueda ayudar a derrotar a los alzados, pues esta lucha requiere del apoyo de la población.

El experto en temas de defensa José Robles se declaró sorprendido de la posibilidad de tomar los servicios de Ziv para que asesore la represión de una fracción del grupo armado Sendero Luminoso que opera en el central valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Señaló que contratar al general israelí sería una afrenta a los oficiales peruanos y que la experiencia de Ziv en Palestina y Colombia servirá de poco en el VRAE, de condiciones totalmente diferentes.

Añadió que otro inconveniente es que los militares de Israel no se caracterizan precisamente por respetar los derechos humanos, sino todo lo contrario.

Por su parte, el ex ministro de Defensa Ántero Flores Aráoz, reemplazado en julio pasado, negó saber nada de Ziv y dijo que durante su gestión ministerial no fue contratado ningún extranjero para la represión en el VRAE.

El general Guibovich reiteró la promesa de que las fuerzas armadas y la policía acabarán de manera "definitiva e implacable" con los alzados del VRAE, repudiados por el encarcelado jefe de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, por desacatar su orden de cesar la lucha armada.

Entrevistado anoche en un canal de televisión, Guibovich hizo el anuncio pese a críticas que acusan a los efectivos de haber fracasado en una ofensiva para controlar el VRAE, donde los alzados han causado en un año más de 50 bajas, en su mayoría militares.

Además de la posible contratación de algún especialista contrainsurgente que trabaje en Colombia, el jefe militar mencionó el reciente incremento de recompensas a quienes den información que lleve a detener a jefes alzados.

También mencionó el corte del ingreso al VRAE de insumos para fabricar droga -el gobierno afirma que los subversivos son financiados por los narcotraficantes que operan en la zona- y la instalación de equipos retransmisores de la radio estatal.