domingo, 11 de octubre de 2009

OBAMA QUIERE ABRIR 2 BASES MILITARES EN PANAMÁ, CON LA COMPLICIDAD DE PRESIDENTE MARTINELLI

PRENSA LATINA
Futuras bases navales concentran atención de sociedad panameña
Escrito por Mario Esquivel
La concertación de un acuerdo de cooperación internacional para la instalación de dos estaciones navales en Panamá concentra hoy la atención de la sociedad nacional, a la espera de conocer a los participantes de esa iniciativa.

El ministro de Gobierno y Justicia, Jose Raúl Mulino, señaló que el país concretará antes del 30 de octubre el mencionado convenio para establecer las bases en las provincias de Darién y Veraguas, aunque sin mencionar los países involucrados en esa iniciativa.

El funcionario argumentó la medida con la necesidad de establecer mayores controles en las costas panameñas para evitar el trasiego de estupefacientes.

Ante esa situación, el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (FRENADESO) de Panamá denunció que el presidente de la República, Ricardo Martinelli, busca el retorno de las bases militares estadounidenses al país.

Al respecto, FRENADESO advirtió que bajo ningún pretexto se puede aceptar "vivir otra vez la vergüenza y la ignominia de ceder la soberanía a una potencia imperialista".

Con ello, indicó el frente, el ejecutivo panameño se suma a la administración colombiana, la cual dio paso a instalaciones militares norteamericanas que constituyen "una amenaza para la tranquilidad y estabilidad de la región".

Asimismo, el anuncio viene a confirmar la denuncia de FRENADESO sobre la construcción de una pista de aterrizaje en Metetí, Darién, para ser usada por los aviones estadounidenses.

Desde el gobierno, el ministro de Relaciones Exteriores de Panamá, Juan Carlos Varela, negó la instalación de bases navales estadounidenses en el litoral pacífico del país para combatir el tráfico de drogas.

El también vicepresidente de la República indicó que Mulino ofrecerá posteriormente detalles de esa iniciativa.

Varela manifestó que el ejecutivo adoptó la decisión de proteger el área comprendida entre Jaqué (provincia de Darién) y Punta Coca (Veraguas) para frenar la entrada de drogas mediante el empleo de lanchas rápidas por aguas territoriales del país.