domingo, 25 de octubre de 2009

PERÚ: ALAN GARCÍA PROVOCA A INDIOS AMAZÓNICOS. VUELVE A RECRUDECERSE EL CONFLICTO. AIDESEP DA ULTIMÁTUM A GOBIERNO

PRENSA LATINA
Crece tensión entre gobierno e indígenas peruanos
La cuenta regresiva para una posible nueva confrontación entre el gobierno y los indígenas amazónicos parece echada a andar hoy, luego que la principal de las organizaciones nativas dio un ultimatum al ejecutivo.

Al mismo tiempo, tiende a crecer el repudio al pedido de disolución de la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (Aidesep), presentado por el Ministerio de Justicia al la Fiscalía, con el argumento de que la organización incumple supuestamente los fines para los que fue creada.

Ante la sorpresiva acción gubernamental, Aidesep dio ayer un plazo de 20 días al gobierno para que retire el pedido, cese la persecución contra más de 80 dirigentes de Aidesep y ponga fin a los procesos contra estos.

Los juicios y el pedido de disolución de la máxima central de comunidades nativas amazónicas derivan de la gran protesta iniciada en abril pasado y que el gobierno intentó sofocar por la fuerza el 5 de junio, con un saldo de 34 policías y civiles muertos.

La protesta exigía de anulación de nueve decretos de tinte privatista y parte de un paquete de un centenar de normas dictadas por obligaciones contraídas en el tratado de libre comercio con Estados Unidos, de las cuales fueron anuladas dos por presión indígena.

La dirección de Aidesep dijo que la atención de las demandas, que incluyen la derogatoria de siete decretos, constituye un compromiso asumido por el gobierno tras los graves sucesos de junio, para que cese la protesta nativa.

Si el gobierno no cumple, Aidesep abandonará las cuatro mesas de diálogo instaladas hace unas semanas y reiniciarán sus protestas, advirtió el dirigente Saúl Puerta, quien acusó al ejecutivo de engañar y provocar los nativos.

De otro lado, el diario opositor La Primera afirmó que el gobierno busca la ruptura del diálogo para potenciar a una dirigencia apócrifa y oficialista de Aidesep.

Revela en tal sentido una documento en el que la Presidencia del Consejo de Ministros pide al oficial Instituto Nacional de Pueblos Indígenas apoyo económico para la dirigencia paralela a fin de "contrarrestar la política establecida por los ex dirigentes indígenas de Aidesep".

Entretanto, la presidenta de la Comisión de Pueblos Andinos del Congreso, Elizabeth León, advirtió que si el gobierno logra disolver Aidesep, quedará en evidencia ante el mundo la política oficial de poner fuera de la ley a las organizaciones críticas del ejecutivo.

En tal caso, advirtió el dirigente de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) Miguel Jugo, advirtió que su entidad podría apelar a instancias jurídicas internacionales.