sábado, 28 de noviembre de 2009

BOLIVIA: 400.000 BOLIVIANOS EXIGEN VOTAR Y NO SER DISCRIMINADOS POR CORTE ELECTORAL ADICTA A LA OPOSICIÓN

LA RAZÓN (BOLIVIA)
Ciudadanos llenan las cortes y exigen su derecho a votar


“Me han observado y no es posible que me hagan esto cuando me he inscrito; he votado en todas las elecciones anteriores y nunca he tenido problemas de ningún tipo; yo soy de La Paz, trabajo aquí”, reclamó un ciudadano.

“Tengo todos los documentos, hasta lo que he votado este año”, sentenció molesta Teresa Catalina Yáñez, una ciudadana paceña que fue observada en el padrón electoral, supuestamente por no tener una partida de nacimiento en el Registro Civil.

Sin embargo, Yáñez mostró este viernes su certificado de nacimiento a los funcionarios de la Corte Electoral de La Paz y reclamó su derecho a votar en la elección de diciembre.

Como ella, miles de ciudadanos, con documentos en mano, abarrotaron ayer las instalaciones de las cortes departamentales electorales del país para reclamar por haber sido observados en la depuración que hizo la Corte Nacional Electoral (CNE) y habilitar su participación.

El problema surgió por la decisión que tomó la CNE de declarar “observados” a 400.671 ciudadanos inscritos en el biométrico, por presuntamente no tener una partida de nacimiento en el Registro Civil.

Durante la jornada, las cortes departamentales tomaron decisiones individuales para atender a la gran cantidad de ciudadanos que se agolparon en sus instalaciones.

La de Chuquisaca, por ejemplo, decidió contratar un espacio radial para difundir las listas de los observados y ayudar a su habilitación, mientras que la de Santa Cruz organizó un encuentro con los representantes de los partidos políticos, con quienes acordó un pacto para difundir las listas. En el caso de Cochabamba, la verificación de datos se desplegó en aproximadamente 200 notarías de Registro Civil.

En La Paz, donde hay más de 140.000 observados, la población asistió en masa a la Corte Departamental, donde se habilitaron dos mesas de atención. En sus puertas, aproximadamente a las 11.00, se había formado una larga fila de gente, mientras un grupo de ciudadanos revisaba con atención las listas que publicó La Razón y una persona cobraba 50 centavos por verificar los nombres.

“De la Corte Departamental nos mandan a la Nacional, de la Nacional nos vuelven a mandar allá, ¿cómo no pueden resolver esto?”, gritaba entretanto un hombre a los funcionarios que intentaban explicar los procedimientos.

Las líneas gratuitas de consulta y la página web de la CNE colapsaron por la cantidad de contactos.

Mucha gente ya sabía que estaba observada y, con documentos en mano, buscaba su habilitación. “Me han observado y dicen que el certificado (de nacimiento) tiene que ser computarizado, uno tiene que trabajar y no es posible que me hagan esto cuando he votado en todas las elecciones anteriores y nunca he tenido problema de ningún tipo, yo soy de La Paz, tengo todo al día”, reclamó Robinson Fuentealba.

Él, como muchos otros ciudadanos, se quejaba de la falta de información y la lentitud en la atención. La molestia fue tal, que incluso hubo empujones y forcejeos entre las personas que exigían explicaciones.

Transcurrida la jornada, en las cortes se pudo establecer que la mayoría de los casos eran de mujeres que habían sido observadas por llevar en sus cédulas de identidad el apellido de casada, dato que no coincidía con el registrado en sus certificados de nacimiento.

A las ciudadanas Lola Fuentes y Teresa Catalina Yáñez les ocurrió eso. “Tengo todos los documentos, hasta lo que he votado este año”, comentó esta última.