domingo, 29 de noviembre de 2009

BOLIVIA: CNE AFLOJA Y SE HABILITAN 180.000 DE LOS 400.000 IMPEDIDOS DE VOTAR

EL DEBER (SANTA CRUZ, BOLIVIA)
Habilitan para votar a 180.000 observados
Comicios. Apoyada por la CNE, la Corte de Santa Cruz resolvió dar luz verde de forma automática a la habilitación de 70.000 inscritos que estaban en duda de votar. La Corte paceña avalará a otros 110.000

Pablo Ortiz portiz@eldeber.com.bo

Una resolución de la Corte Departamental de Santa Cruz eliminó casi por arte de magia las largas colas de ciudadanos que buscaban habilitarse para votar el 6 de diciembre. En una reunión de sala plena, los vocales resolvieron quitar de la lista de 121.101 ciudadanos en observación a los nacidos antes de 1943, año en que comenzó a funcionar el Registro Civil, a las mujeres que se inscribieron con su apellido de casada o los hombres que tienen la preposición ‘De’ por delante y los errores de transcripción de los apellidos de los electores. Con ello, según los cálculos de Fernando Castedo, vocal de la CDE, se logrará habilitar a 70.000 electores. Explicó además que para dicho procedimiento cuentan con el respaldo de la Corte Nacional Electoral (CNE), “que es la dueña del padrón” y que los casos que no ingresan en este grupo de habilitados deberán presentar su documentación antes del 3 de diciembre.

En La Paz, una medida de la CDE logrará habilitar a 110.000 de los 140.566 observados, a través de una revisión manual de sus casos. El vicepresidente de la CDE paceña, Florencio Landívar, explicó que hasta ayer ya habían revisado 53.000 casos, de los cuales se habilitó a 38.000 electores. Esto le permite inferir que lograrán, a través de este método, borrar de la lista a 110.000 electores.

El mayor problema en la sede de Gobierno se dio con los errores de transcripción de los nombres y apellidos de los ciudadanos. Esto causó la molestia de algunos, como Juan Colque, que tuvo que llegar hasta la Sala Murillo para presentar sus papeles por un error de los empadronadores. “Que me devuelva lo que gasté en fotocopias y pasajes”, decía.

En Santa Cruz se registraron problemas similares. Por la mañana, la cola de ciudadanos abarcaba casi toda la cuadra, pero la CDE reaccionó rápido, emitió la resolución y eliminó el problema. Además movió a su personal para que salgan a la calle a informar a la ciudadanía, que quedó satisfecha para poder votar. “El único problema que no se podrá resolver será el de los ciudadanos que estén anotados en dos diferentes libros de Registro Civil, porque eso requiere un trámite judicial”, dijo Dunia Pari, una de las funcionarias que orientaban a los observados cruceños.

Se pudo ver que la mayoría de las personas que hacían cola eran mujeres. Incluso en la publicación de los más de 120.000 observados que circuló ayer en EL DEBER, hay pocos varones inhabilitados.

Este problema se dio por una instructiva a los empadronadores de borrar el ‘de’ que identifica el apellido de casada del nombre de las mujeres. Eso le pasó a la señora Betzabé Roca de Catalá, que resultó ‘observada’ por la CNE.

Estas medidas puntuales y técnicas de dos de las filiales han devuelto la paz a la CNE. La vocal Roxana Ibarnegaray considera que la mitad de los observados quedarán habilitados hasta el 3 de diciembre.

Por el método de la presentación de documentos, Potosí ya logró habilitar a más de 3.000 electores, Pando a más de 1.700 y en Beni a sólo 560. Ronald Martorel, vocal de Beni, explicó que aún no se tiene datos de provincias y que esperan elevar esta cifra en las próximas horas para reducir la cifra de más de 13.000 observados que tiene Beni. En Tarija, la revisión logró identifican a 150 cédulas de identidad entregadas por el programa Existo yo, existe Bolivia, que no tienen respaldo de certificado de nacimiento, mientras que los vocales de Cochabamba, que tiene más de 50.000 inhabilitados, no han dispuesto ninguna medida especial para bajar este número, aunque confían reducirlo a la mitad.

La corte de Oruro se rebela contra la matriz nacional
La Corte Departamental Electoral de Oruro no acatará las instrucciones de la matriz nacional) si decide inhabilitar a los más 6.853 ciudadanos observados. El anuncio lo hizo el presidente de esta entidad, David Apaza, que dijo que impedir que los ciudadanos observados sufraguen en las elecciones sería atentar contra los derechos fundamentales de las personas.

En tanto, las cortes departamentales de Potosí y Cochabamba afirmaron que la situación de los ciudadanos observados ha complicado mucho el trabajo que vienen desarrollando, pero que están legalmente obligadas a acatar las instrucciones del órgano electoral nacional. Por su lado, Joaquín Pérez, presidente de la Corte de Cochabamba, aclaró que los organismos electorales departamentales están legalmente obligados a obedecer las instrucciones de la nacional. /Erbol