viernes, 27 de noviembre de 2009

BOLIVIA: ¿LA ESTRATEGIA DE LA DERECHA BOLIVIANA?

BOLIVIA: ¿LA ESTRATEGIA DE LA DERECHA BOLIVIANA?
Por José R. Torrico Gumucio


La confusión desde el inicio
Cuando hace algunos meses escuché que Reyes Villa, candidato a presidente por la ultra-derechista PPB, había elegido a Leopoldo Fernández, ex-autoridad detenida en una cárcel de La Paz bajo cargos de genocidio, para ser su vicepresidente me causó confusión. ¿Porque teniendo tantos candidatos posibles en su línea no escogió uno que no estuviera preso? ¿Porque eligieron justamente al que está en la cárcel? Pareciera que esto fue parte de la estrategia que querían montar desde un principio. Ellos habrían calculado que no ganarían las elecciones porque, uno, no tienen ninguna propuesta para el país excepto retornar a la lastimera, enajenada y empobrecida Bolivia, en la que estábamos sumidos luego de décadas de dictaduras y neoliberalismo y, dos, porque todo el bloque que conformaron lo hicieron reciclando viejos políticos, lo más radical de la derecha boliviana (ADN, MNR, MIR, UCS, NFR) y que tienen antecedentes de mala administración de los bienes y recursos del estado, sumado a procesos judiciales por daño económico al estado, denuncias documentadas de corrupción y otros cargos que la futura renovada justicia Boliviana tendrá que resolver.

¿La victimización como estrategia de campaña?
Entonces, elegido el prisionero para candidato a vicepresidente, comienzan las "lágrimas de cocodrilo". Los opositores se victimizaron diciendo que el candidato estaba preso por razones políticas (saben que no es cierto, la acusación es por genocidio) y que "el gobierno" (noten el poder que le dan al gobierno) lo hacía porque "temían" perder en las elecciones (Cosa que ellos ya habrían calculado que no ocurrirá). Usaron una vez más toda la maquinaria mediática a su disposición, usaron a la hija del candidato a vicepresidente para que haga declaraciones, usaron a algunas otras figuras políticas regionales aliadas a su causa para intentar propagar este mensaje hacia la ciudadanía.

¿Y que tal si esta es la estrategia montada desde el inicio?
La justicia Boliviana, actualmente en función, ha recibido acusaciones porque habría favorecido a antiguos políticos Bolivianos y a ciertos grupos de poder económico. Entonces ¿porque razón un juez negaría la posibilidad de que el candidato opositor encarcelado pueda hablar con la prensa?. Si el candidato es sería uno de los protegidos por los actuales actores judiciales quienes quisieron, en más de una oportunidad, ya favorecer a estos grupos de derecha con acciones como llevar el caso de genocidio a "territorio amigo" en la jurisdicción Pandina (El cual fue devuelto a La Paz), o llevar el caso de terrorismo a Santa Cruz (el cual fue devuelto a La Paz porque se recusó a todos los jueces de Santa Cruz porque habrían participado en un paro cívico convocado por la persona que solicitó el cambio de jurisdicción) para diluirlo como hicieron con otros casos.

¿No seria parte de la estrategia?, si todos son del mismo bando!.
El Juez que está a cargo del caso probablemente ya sabía que debía negar el acceso de la prensa al penal y el candidato preso sabia que el juez lo negaría, como resultado se victimizaría en busca de votos. Los opositores habrían previsto que el juez negaría el pedido y que el candidato a vicepresidente diría la cantaleta del preso político impedido de decir "su verdad" al mundo y entonces mandan el ejército de prensa (fiel a su causa) a amplificar el mensaje en busca de votos.

¿Y si lo dejan hablar con la prensa?
En absurdos intentos por agrandar a este frente opositor, varios medios de comunicación ultra derechistas han realizado entrevistas clandestinas dentro del penal cárcel con este candidato. Queda preguntarse: ¿Que propuesta tan importante tiene este señor que cambiaría el curso de las elecciones?, ¿Que le va a proponer al país luego de que se destaparan decenas de casos de corrupción digitados desde la prefectura Pandina durante su gestión?, ¿Con que moral sería vicepresidente del país luego de que se habría demostrado la directa participación de sus subalternos y allegados en la masacre de campesinos en Pando en informe de la ONU?. Este candidato no tiene nada que decirle al país y por ello habrían armado toda una estrategia para hacer creer a la opinión pública que es el gobierno quien no deja que hable.

El candidato a presidente tiene también cargos en la justicia
El candidato a presidente, Reyes Villa, antes de postularse ya sabía que varios procesos judiciales se venían en su contra porque cuando le tocó ser autoridad publica se creyó dueño de los recursos al estilo "patrón de finca". Por ello el propio pueblo lo revocó de su cargo mucho antes de cumplir su gestión. Entonces se habrían firmado, durante su gestión, contratos fraudulentos y habrían otorgado anticipos, de la forma que mejor les pareció y a quienes mejor les protegía sus intereses personales... total la justicia sería manejable desde la perspectiva de ellos. Para prevenir cualquier falla en el plan, el candidato a presidente puso ya sus bienes a buen resguardo, habría hecho ventas ficticias de sus casas y departamentos, hipotecas fraudulentas y todo bien inmueble para no tener nada que sea embargable.

¿Y esto sería parte de la estrategia de campaña?
Claro que si. Ellos saben que la justicia les pisa los talones, pero también tendrían gente aliada en el poder judicial que dilataría lo máximo posible los juicios en su contra, como lo habría echo el presidente de la corte con el caso de genocidio para el ex-presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.
Entonces el candidato a presidente por la oposición, muy convencido, de alguna forma parecería habérselas ingeniado para que uno de los casos judiciales en su contra, justamente el que derivó en el arraigo de este candidato para que no pueda dejar el país, caiga en manos de un juez que fue su asesor años atrás cuando ejercía el cargo de alcalde de la ciudad de Cochabamba. La parte acusadora se dio cuenta a tiempo y recusó al juez demostrando la relación entre el imputado y el juez, por ello el arraigo no fue levantado y sigue vigente.

¿Se le viene una orden de captura?
En las últimas horas se supo que ya podría estarse emitiendo una orden de captura preventiva para Reyes Villa porque este candidato se negó a declarar en el juicio por genocidio que se sigue al expresidente, Sánchez de Lozada, gobierno del cual este candidato fue parte oficialista. Como no logró que le levantaran el arraigo… ¿Seria posible que el hubiera solicitado a algún operador de justicia que fuera en este momento que se lo llame a declarar, para luego decir públicamente que no irá a declarar y luego esperar lo que resultaría obvio: se emitiría una orden de aprensión. Entonces podría fugar del país con el argumento que es el gobierno lo quiere encarcelar “por pensar diferente”?.

Ahora manejan el discurso del fraude
Luego de haber condicionado la aprobación de la ley para convocar a elecciones nacionales a la elaboración de un padrón electoral biométrico, la oposición Boliviana ahora se esta dando a la tarea de anunciar que existiría un fraude electoral montado por el gobierno. Los opositores saben que perderán con una diferencia superior al 30% de la votación del pueblo Boliviano y ante la derrota anticipada están intentando hacer creer a la población que existiría un fraude montado. Usan nuevamente a los medios de comunicación a su disposición y, en este caso, a la iglesia católica para sembrar dudas en la población.

Posibles desenlaces
Con todo este escenario y sabiendo que la justicia será renovada en Bolivia en la próxima gestión gubernamental, el candidato opositor ahora podría estar preparando su fuga del país. Intentaría victimizarse desde el exterior diciendo que es un perseguido político, siendo que es la justicia quien lo persigue por crímenes y estafas de las cuales ya se contaría con suficiente material de evidencia como para que tengan curso legal. Esta fuga tendría que darse antes de las elecciones, pues luego no podrán justificar su catastrófica derrota en las urnas por votación del pueblo Boliviano.

La estrategia opositora podría haber sido diseñada para justificar ante sus financiadores, ante sus simpatizantes y ante los grupos de ultra derecha, la derrota electoral que saben que sufrirán inminentemente. Nunca fue una estrategia diseñada para ganar las elecciones, ni siquiera para intentar competir. Ellos entraron a la contienda electoral como entraría un equipo de fútbol de barrio, sin haber entrenado durante el ultimo año, a jugar un partido contra la selección de fútbol titular del Brasil. Pareciera ser una estrategia derrotista y victimizadora donde se podrían dar dos posibles resultados: en uno los dos candidatos del frente opositor terminarían en la cárcel, en el otro uno fuga al exterior y el otro continúa en la cárcel. En ambos casos podrían decir que en Bolivia no hay democracia, ni garantías sociales, ni derechos... aunque saben que no es cierto.... pero intentarían de esta forma quedar bien con sus financiadores al justificar, parcialmente, su fracaso político ante el pueblo Boliviano cuya votación en las próximas elecciones podría ser contundente a favor del candidato oficialista.

Pero .... por el momento voy a creer que es mi mente la que me juega una mala jugada paranoica, que estoy imaginando cosas, y que necesitaré unas vacaciones a fin de año en Samaipata visitando a un gran amigo, el sabio “Don E”.

http://evolucion-bolivia.blogspot.com/