martes, 17 de noviembre de 2009

BOLIVIA: LA MENTIRA DE LOS "2/3". PARA QUE NO TENGA TODO EL PODER, HAY QUE DARLE A EVO TODO EL PODER

por Flavio Dalostto
La desinformación que emiten los diarios basuras de Bolivia sobre el tema de los 2/3 que Evo necesitaría para gobernar, no es más que una mentira. Ni han leído la Constitución, o si la han leído no la entendieron. Para gobernar, o mejor dicho en este asunto, legislar en la Nueva Bolivia, Evo no necesita 2/3 de los votos del Senado. El MAS y sus aliados necesitan mayoría simple (la mitad mas uno) en cada cámara para aprobar las leyes (art. 163), lo cual es ya un hecho.

En la actual gestión, el MAS vio entorpecido su trabajo legislativo, porque no tenía mayoría (la mitad mas uno) en el Senado (la tuvo, pero algunos de la bancada oficialista se pasaron a la oposición). Como el Senado dominado por la oposición se dedicó a entorpecer toda iniciativa oficial, el vice Álvaro García Linera debió convocar algunas veces a la Asamblea Nacional que es la suma de las dos cámaras (diputados y senadores) que en conjunto forman una sola, y donde el voto de un diputado vale lo mismo que el de un senador.

Por todo esto, para gobernar y legislar el gobierno de Evo no necesita más que la mitad mas uno en cada cámara, y esto ya es una realidad inalterable. Los famosos 2/3 en el senado jamás se necesitarán para nada, según la nueva Constitución, a excepción en el caso que la cámara quiera sancionar a un legislador propio (art. 160).

¿Para qué se necesitan los 2/3?
Los 2/3 solo se necesitarán para determinados casos en la Asamblea Plurinacional (la suma de diputados y senadores); y todos estos casos no están relacionados con "gobernar" o "legislar", sino con "juzgar" y "controlar". Se necesitan los 2/3 de los presentes de la Asamblea Plurinacional (no del Senado), para designar y hacer funcionar el tribunal supremo de justicia (art. 182 y 184), para designar la jurisdicción agroambiental (art. 188), para designar el tribunal constitucional plurinacional ( art. 198), para la elección del órgano electoral plurinacional (art. 206), designación de la contraloría general del estado (art. 214), designación del defensor del Pueblo (art. 220), la designación del Fiscal General de la República (art. 227), designación de la Procuradoría General del Estado (art. 230), la autorización para que extranjeros posean propiedad dentro de los 50 km de franja fronteriza (art. 262).

Como se puede apreciar los 2/3 de la Asamblea Plurinacional son los que se requieren para
implementar los órganos judiciales y de contralor. Como la oposición, con toda seguridad no obtendrá los 2/3, su negación a apoyar al gobierno para la existencia de dichos órganos, solo crearía vacío para juzgar y controlar. Es decir, que el gobierno de Evo tendría carta libre para hacer lo que quiera sin el menor control. De esta manera, y aunque suene contradictorio, la única manera de controlar al gobierno del MAS es ayudándolo a que tenga los 2/3 o colaborando la oposición para que se puedan designar esas instancias. Si queremos que Evo no tenga todo el control, debemos darle la posibilidad que cree esas instancias de control y sanción.

Esta estrategia de los 2/3 supuestamente necesarios en el futuro Senado, se alimenta por los diarios basura bolivianos, para que si Evo no alcanza los 2/3 en senadores, puedan exhibirlo como una "derrota" del presidente, pobre consuelo para lo oposición. El porcentaje de votos obtenidos por el MAS el 6 de diciembre no corresponderá proporcionalmente en diputados, ya que hay jurisdicciones indígenas y otras donde los votos de una persona no valen lo mismo que los de otra persona. Una diputación jurídicamente indígena necesita menos votos que los de, por ejemplo,una diputación en la ciudad de Cochabamba. Así que, de todas maneras, y aunque el presidente no obtuviera los 2/3 de los sufragios, es muy probable que sí obtenga los 2/3 de los legisladores de la futura Asamblea Plurinacional. Si aún no se lograse, y los opositores se dedicaran a poner palos en la rueda, peor para la oposición, ya que Evo gobernará sin órganos de control y juzgamiento. También debemos considerar que varios legisladores que serán electos
por la oposición terminarán presos o fugarán, a medida que se ventilen más implicancias en los casos de la asonada frustrada de agosto/setiembre de 2008 y de la célula terrorista desbaratada a principios de 2009.
¡A pensar, cerebritos y cerebrotes!
http://la-opinion-argentina.blogspot.com/