sábado, 21 de noviembre de 2009

BOLIVIA: SE CAE EL APOYO CRUCEÑO A PREFECTO RUBÉN COSTAS POR CAMBIO RADICAL DE POSTURA. YA LO LLAMAN "TRAIDOR" A SANTA CRUZ

LA PRENSA (BOLIVIA)
El cambio de discurso debilita a rubén costas
Boris Miranda Espinoza


transición: El Prefecto pasó de decirle a Morales “excelentísimo asesino” a “mi presidente”. Cruceños anuncian que le pasarán la factura en abril.

El prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, dio un giro en 14 meses. “Suavizó” su discurso, perdió el apoyo de sus bases y ahora peligra su reelección a la Prefectura en los comicios del 4 de abril de 2010.

“Vamos a decirle a usted, excelentísimo asesino, que usted es el responsable, el verdadero criminal, el que nos confronta y nos desune”. Ése fue el más reciente discurso “incendiario” de Costas contra el presidente Evo Morales, el 17 de agosto de 2008, en plena lucha de los departamentos de la “media luna” por la recuperación de los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos.

Un mes después se reunió con el Mandatario en la Residencia Presidencial de San Jorge (La Paz). A partir de ese encuentro, el Prefecto opositor no volvió a pronunciar una arenga llena de calificativos contra Morales, aunque siguió con un discurso opositor al Gobierno.

El martes, 14 meses después, en una entrevista en la red Unitel, Costas volvió a referirse a Morales. “(Evo Morales) es mi presidente. (…) Si me invita a tener una reunión públicamente, tengo que aceptarlo. Es mi obligación y es el respeto que le debo a la democracia”.

Esta declaración provocó el rechazo de líderes cívicos y políticos cruceños pese a que el Prefecto aseguró que fue “malinterpretado y tergiversado por sus enemigos internos”. Costas aseguró que siempre será enemigo del centralismo.

La activista por la autonomía Eva Sara Landau relató desde Miami que la figura de Costas comenzó a debilitarse desde aquella reunión con Morales en septiembre de 2008 y cuando decidió devolver las instituciones estatales tomadas por la fuerza. “Ésa fue la gran traición a todos los que soñaron con la autonomía y que participaron activamente en la departamentalización de las instituciones. Ahí nos negó a todos los que creímos en él alguna vez”.

Entre el 9 y el 13 de septiembre de 2008, más de 50 entidades estatales fueron tomadas en Santa Cruz por autonomistas.

Desde entonces perdió el apoyo de la institucionalidad cruceña. La Unión Juvenil Cruceñista, ahora dividida en bloques oficialistas y opositores, fue una de las primeras en quitarle su respaldo.

Costas aún tiene una organización juvenil que todavía lo apoya, Jóvenes por Bolivia, que le ayudaron en la recolección de firmas, que fueron presentadas a la Corte Electoral para habilitar a su frente, Verdes.

Una pérdida significativa en las filas del Prefecto cruceño fue la de su asesor principal de autonomía, Juan Carlos Urenda, quien en diciembre competirá con él por la Gobernación de Santa Cruz.

Urenda dijo que abandonó a Costas porque no hizo cumplir el Estatuto Autonómico. “La Prefectura (de Costas) planteó una aplicación muy lenta de los estatutos, lo que nos ha perjudicado, eso es lo que debemos reconducir”.

En una entrevista televisiva, Rubén Costas aseguró que no votará ni por Manfred Reyes Villa, del PPB-CN, ni por Samuel Doria Medina (UN). “Por una cuestión de principios, no creo en sus liderazgos”.

Jessica Echeverría, candidata a tercera diputada por Santa Cruz de Plan Progreso, aseveró que esta postura debilita a la oposición y que Costas decepcionó a Santa Cruz. “Le pasaremos la factura en abril si busca la reelección”. El mismo rechazo surgió en Unidad Nacional.