martes, 24 de noviembre de 2009

CHILE: LA HOMOSEXUALIDAD SE METE DE LLENO EN LA CAMPAÑA Y LA IGLESIA SE ARDE

LA NACION (ARGENTINA)
Chile: polémica por un aviso de Piñera
Una encendida polémica se produjo en Chile luego de la aparición de una pareja de homosexuales en un spot de TV del opositor Sebastián Piñera.

El hecho desató una airada reacción de la Iglesia Católica, en un país en el cual el 70% de la población profesa esta religión, en el que el aborto está prohibido bajo toda circunstancia, y cuya ley de divorcio sólo fue promulgada hace cinco años. "En el interés de captar votos se presentan muchas realidades, que existen, y quieren llegar a todos los grupos humanos. Pero desde mi perspectiva hay también un límite", dijo el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, monseñor Alejandro Goic.

En el spot del conservador Piñera, La voz de los sin voz puede verse a dos hombres jóvenes tomados de la mano. Después de escucharlos, Piñera dice: "Hoy la gente nos acepta. Ahora falta un país que nos respete".

La escena fue interpretada como la reafirmación del Pacto de Unión Civil, propuesto por el comando del candidato, que regula las uniones de hecho, y vislumbrado por sus detractores como la antesala del matrimonio gay. Las primeras críticas nacieron de los dos partidos que apoyan a Piñera: la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN).

"Creo en los valores, en la familia, en el matrimonio entre un hombre y una mujer, pero también en el respeto [...]. No vamos a discriminar", respondió Piñera.

Pero la polémica no se detuvo. Puesto que un spot del candidato de la Concertación Eduardo Frei incluye una escena de dos lesbianas besándose, también se dio por aludido por las quejas de la Iglesia Católica fue el jefe del comando oficialista, el senador democristiano Jorge Pizarro.
"En la Iglesia también hay muchos homosexuales o gente que comete delitos tan delicados como la pedofilia", acusó. Y ardió Troya.

El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Alvarez, calificó los dichos de Pizarro como "un ataque brutal e inaceptable a la Iglesia", mientras que el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, dijo que fueron "un disparo a quemarropa".

Ayer por la tarde, luego de que Pizarro se disculpó con la Iglesia, Frei dijo: "Soy parte de la Iglesia, pero hay realidades en nuestro país. Así como tenemos una gran cantidad de chilenos heterosexuales, hay un porcentaje importante que son homosexuales, y eso hay que debatirlo".