sábado, 28 de noviembre de 2009

EEUU AHORA DUDA EN AVALAR ELECCIONES ILEGALES EN HONDURAS

FINANZAS.COM
EEUU esperará a ver "qué pasa" en elecciones antes de avalarlas


El embajador de Estados Unidos en Tegucigalda, Hugo Llorens, dijo hoy que las elecciones que se celebrarán mañana en Honduras tienen "mucha legitimidad", pero esperará a ver "qué pasa" para avalarlas porque no son suficientes para restaurar el orden democrático.

Llorens reiteró que su país apoya la celebración de estos comicios en Honduras, pero "hay que ver qué pasa mañana", advirtió, e instó a "evitar la violencia" en una cita amenazada con no ser reconocida por gran parte de la comunidad internacional.

Como señaló el lunes el secretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, "tener unas elecciones libres, transparentes, es una condición necesaria, no suficiente, pero una condición necesaria para restaurar el orden democrático en Honduras", declaró Llorens a Radio América.

"Nuestro Gobierno -recordó- tomó una posición de que el pueblo hondureño tiene el total derecho, un derecho inalienable, de elegir sus futuros líderes (...), y que parte del proceso de normalizar la situación en Honduras, de restablecer el orden constitucional, requiere definitivamente un proceso electoral".

Pero "yo no he dicho reconocimiento (del resultado de las elecciones y del nuevo Gobierno), hay que ver qué pasa mañana, y esa es la posición nuestra: vamos a ver qué pasa mañana", advirtió, al subrayar que este "es un paso crítico para el país".

Sin embargo, el embajador estadounidense matizó que "el proceso electoral hondureño tiene mucha legitimidad porque fue un proceso lanzado mucho antes que el 28 de junio", cuando se produjo el golpe de Estado contra Manuel Zelaya y tiene "candidatos legítimos", escogidos en procesos de primarias en 2008.

Además, "todos los partidos políticos son instituciones democráticas de una larga trayectoria en Honduras", y "el Tribunal Supremo Electoral es un ente autónomo al Gobierno y fue seleccionado antes del 28 de junio", añadió.

"Así que en todo ese sentido", enfatizó Llorens, "eso le da a este proceso mucha legitimidad, pero también vamos a esperar mañana, qué pasa, así que estaremos viendo cómo salen los resultados".

En una democracia "la última palabra la tiene el pueblo y mañana vamos a escuchar esa voz, y yo creo que va a ser un mensaje poderoso dentro del país y va a tener obviamente implicaciones internacionales", puntualizó.

Gran parte de la comunidad internacional ha advertido de que no reconocerá las elecciones de Honduras por la ruptura constitucional en que vive el país desde el derrocamiento de Zelaya.

El diplomático instó a "evitar la violencia" durante las elecciones y, "de parte de las autoridades, evitar cualquier violación a los derechos humanos y crear una condición de verdad donde se pueda reconciliar a toda la familia hondureña".

Las elecciones han sido precedidas durante esta semana de una decena de atentados con explosivos de baja potencia en Tegucigalpa y otros lugares, que han causado una persona herida y daños materiales menores, según las autoridades.