martes, 24 de noviembre de 2009

EL SALVADOR: PRESIDENTE FUNES NO SABE SI RECONOCERÁ COMICIOS ILEGALES DE LA DICTADURA HONDUREÑA

EL FINANCIERO
Será difícil reconocer elecciones de Honduras sin Zelaya

La decisión de Micheletti de no dejar el poder antes de los comicios quebró el proceso, apunta el jefe de Estado, al reiterar que ese es un gobierno de facto que no tiene legitimidad

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, consideró hoy que será difícil que las elecciones en Honduras sean reconocidas en el mundo, sin que antes se haya restituido al depuesto presidente constitucional, Manuel Zelaya. "Veo muy difícil que la comunidad internacional pueda reconocer estas elecciones.

Es una lástima, porque sé del esfuerzo que están haciendo los candidatos", dijo Funes a periodistas, luego de oficializar la pensión universal para adultos mayores que nunca cotizaron.

Funes explicó que se reunió con los dos principales candidatos hondureños, Elvin Santos y Porfirio "Pepe" Lobo, y le expresaron que quieren reconstruir su país, "pero para ello tiene que haber un proceso electoral, con garantías de transparencia y de equidad".

Lamentó que por la negativa del presidente de facto, el "señor (Roberto) Micheletti", y de la Asamblea Nacional de Honduras, no se le haya devuelto el poder a Zelaya.

"No podemos tener los centroamericanos y particularmente los hondureños un proceso transparente que legitime a las autoridades que resultarían electas o designadas de esta consulta", agregó el jefe de Estado.

Añadió que observa cuál es el comportamiento de los actores internacionales y la Organización de los Estados Americanos (OEA), el foro más importante que ha seguido de crisis hondureña tras el golpe militar contra Zelaya, asilado aún en la embajada de Brasil.

Según Funes, el gobierno de Estados Unidos no tiene una posición definitiva y por tanto deberá observarse la situación para luego tomar una decisión respecto de quién resulte ganador de los comicios del 29 de noviembre.

Expresó preocupación por el estancamiento en los avances para una solución a la crisis con las propuestas presentadas por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y de Estados Unidos.

La decisión de Micheletti de no dejar el poder antes de los comicios quebró el proceso, apuntó el jefe de Estado, al reiterar que ese es un gobierno de facto que no tiene legitimidad para convocar a elecciones. (Con información de Notimex/JJJ)