martes, 24 de noviembre de 2009

HONDURAS: CRECE LA TENSIÓN

PRENSA LATINA
Creciente tensión en Honduras por militarización del país
Escrito por Raimundo López


El vasto despliegue de las fuerzas armadas, la policía y cuerpos paramilitares como los reservistas continúa recalentando hoy la tensión política en Honduras, a casi cinco meses del golpe militar.

La movilización de tropas, que caracteriza a la nación tras el derrocamiento del presidente constitucional, Manuel Zelaya, se hace más ostentosa en la medida que se acercan las cuestionadas elecciones del próximo domingo.

El jefe militar del país, general Romeo Vázquez, anunció planes especiales que incluyen el traslado de contingentes de soldados en helicópteros hacia cualquier punto de Honduras que consideren necesario.

La policía confirmó, en tanto, la compra en Estados Unidos de una costosa y moderna tanqueta que lanza potentes chorros de agua y químicos irritantes para dispersar manifestaciones públicas.

El vehículo, totalmente blindado, dispone de cuchillas para remover barricadas, cámaras de filmación y un dispositivo para lanzar tinta indeleble contra las personas, indican los datos publicados en la prensa.

Según informes del régimen de facto, se realizó también la movilización de unos cinco mil reservistas del ejército con el propósito de incrementar la seguridad antes, durante y después de la votación programada para el domingo.

El Frente Nacional contra el golpe de Estado denunció este fin de semana que la ola represiva que sufren los hondureños incluye a mercenarios contratados por las fuerzas armadas.

Esa amplia alianza de fuerzas populares llamó a desconocer el proceso electoral al considerarlo una farsa organizada por el régimen de facto para intentar legitimar el golpe de estado del 28 de junio pasado.

El presidente Zelaya, quien se alojó en la embajada de Brasil tras su sorpresivo regreso al país en septiembre, anunció que impugnará las elecciones al ser ilegales por la destrucción del estado de derecho en la nación.

El estadista envió ayer una carta a los presidentes de la región con la solicitud de desconocer los resultados de la votación, una postura ya confirmada por la mayoría de los gobiernos del continente.

En el momento que el régimen de facto con los militares, convoca y tutela un espurio proceso electoral bajo represión, sin condiciones legales y sin un acuerdo político; en que la dictadura militar es garante de la ley, solo se fortalecen sus actos de fuerza e impunidad, apuntó.

Subrayó que los venideros comicios tendrán que ser anulados y reprogramados hasta tanto se celebren otros que respeten la voluntad del pueblo.