jueves, 26 de noviembre de 2009

HONDURAS: SEGÚN ZELAYA, EEUU APOYA A LA DICTADURA

MILENIO
"Estados Unidos apoya al régimen golpista": Zelaya

El presidente destituido, quien está hospedado en la embajada brasileña en Tegucigalpa desde su regreso clandestino a Honduras, el 21 de septiembre, dijo que tampoco reconocerá la decisión del Congreso sobre su regreso al poder, en una votación fijada para el 2 de diciembre.

El presidente derrocado de Honduras, Manuel Zelaya, acusó hoy a Estados Unidos de apoyar al régimen golpista de su país, al respaldar la celebración de las elecciones del domingo sin que se haya cumplido su restitución al poder, y reiteró que impugnará el resultado de los comicios.

"Estados Unidos no está solamente apoyando a las elecciones, sino que está apoyando al régimen de facto, está apoyando a la dictadura, está apoyando al régimen golpista", expresó Zelaya, en una entrevista telefónica concedida al portal brasileño UOL y difundida hoy.

El mandatario derrocado por el golpe de Estado del 28 de junio pasado sostuvo que, sin el cumplimiento de los compromisos asumidos en el Acuerdo de San José, los comicios son "nulos".

"Nosotros vamos a impugnar esas elecciones. Cuando hay una ruptura del orden jurídico, del orden constitucional por un golpe de Estado (...) no se puede legalizar ningún proceso. Todo lo que se haga tiene efecto de nulidad", dijo Zelaya, quien sostuvo que lo que ocurre en su país "nunca había sido practicado" en el continente.

"América Latina ya vio unos 80 golpes de Estado, pero que desembocaron en una nueva Constitución, un pacto social hacia una nueva Constitución, y no en una convocatoria espuria de elecciones bajo la dirección de una dictadura, sin observadores internacionales, sin OEA (Organización de Estados Americanos), sin Naciones Unidas", agregó.

El presidente destituido, quien está hospedado en la embajada brasileña en Tegucigalpa desde su regreso clandestino a Honduras, el 21 de septiembre, dijo que tampoco reconocerá la decisión del Congreso sobre su regreso al poder, en una votación fijada para el 2 de diciembre.

"El Congreso sólo podría decidir alguna cosa en caso de que se hubiese consolidado el acuerdo Tegucigalpa-San José, porque el Congreso sólo podría decidir sobre ese tema si hubiese un acuerdo entre las partes. Pero el acuerdo se rompió, el acuerdo es extemporáneo, el acuerdo ya no tiene ninguna legalidad. El acuerdo era para que hubiese elecciones, (era) condición para convocar elecciones", expresó.

Asimismo, consideró que el acuerdo "caducó por forma y por tiempo", y sostuvo que el Congreso "no tiene autoridad para discutir un acuerdo que caducó", y que, aun cuando decidiera en favor de su restitución, esa decisión "no tendría legalidad alguna".

Zelaya afirmó que la situación en la embajada brasileña en Tegucigalpa es algo mejor que en los primeros días, cuando "fuimos atacados con bombas, con ruidos", pero sostuvo que sigue habiendo problemas: "Los controles siguen, la comunicación es difícil, los teléfonos móviles son interrumpidos varias veces y continúa el control con las comidas".

No obstante, aseguró que no tiene planes de abandonar la representación diplomática y aseguró que permanecerá allí "por el tiempo que Brasil lo permita".

Ante una consulta del portal UOL, la Cancillería brasileña informó que Zelaya "será huésped de la embajada de Brasil por el tiempo que sea necesario para la normalización de la situación en Honduras".