sábado, 14 de noviembre de 2009

HONDURAS: ZELAYA NO AVALA LAS ELECCIONES ILEGALES Y ACUSA A EEUU DE PROTEGER A LOS GOLPISTAS

EXCELSIOR

El derrocado mandatario Manuel Zelaya, en una carta dirigida al presidente Barack Obama, le comunica que no aceptará ningún acuerdo de retorno a la presidencia si para ello tiene que avalar las elecciones del 29 de noviembre, comicios que según dijo estarán legitimando el golpe de estado.

Desde la embajada de Brasil donde se encuentra refugiado, Zelaya leyó el sábado en la emisora de radio Globo una nota con fecha del 14 de noviembre dirigida a Obama en la que le informa que impugnará las elecciones presidenciales y le plantea que su gobierno "alteró" su posición sobre las elecciones presidenciales de Honduras.

"En mi condición de presidente electo del pueblo hondureño reafirmo mi posición que a partir de esta fecha cualquiera que fuera el caso yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia de la república para encubrir este golpe de estado'', dijo Zelaya al leer la misiva.

"El futuro que hoy nos muestran al alterar su posición en el caso de Honduras y favorecer así la intervención abusiva de las castas militares en la vida cívica de nuestro Estado, (causa histórica del atraso y estancamiento de nuestros países en el siglo XX). No es mas que el ocaso de la libertad y un desprecio a la dignidad humana, es una nueva guerra contra los procesos de reformas sociales y democráticas tan necesarios en Honduras'', dijo.

eva
Dice a Barack Obama que no aceptará acuerdos si tiene que avalar las elecciones del 29 de noviembre, "que legitimarían el golpe de estado"Tegucigalpa.- El derrocado mandatario Manuel Zelaya, en una carta dirigida al presidente Barack Obama, le comunica que no aceptará ningún acuerdo de retorno a la presidencia si para ello tiene que avalar las elecciones del 29 de noviembre, comicios que según dijo estarán legitimando el golpe de estado.

Desde la embajada de Brasil donde se encuentra refugiado, Zelaya leyó el sábado en la emisora de radio Globo una nota con fecha del 14 de noviembre dirigida a Obama en la que le informa que impugnará las elecciones presidenciales y le plantea que su gobierno "alteró" su posición sobre las elecciones presidenciales de Honduras.

"En mi condición de presidente electo del pueblo hondureño reafirmo mi posición que a partir de esta fecha cualquiera que fuera el caso yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia de la república para encubrir este golpe de estado'', dijo Zelaya al leer la misiva.

"El futuro que hoy nos muestran al alterar su posición en el caso de Honduras y favorecer así la intervención abusiva de las castas militares en la vida cívica de nuestro Estado, (causa histórica del atraso y estancamiento de nuestros países en el siglo XX). No es mas que el ocaso de la libertad y un desprecio a la dignidad humana, es una nueva guerra contra los procesos de reformas sociales y democráticas tan necesarios en Honduras'', dijo.