viernes, 27 de noviembre de 2009

LULA REPROCHA A OBAMA POR GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS

ANSA LATINA
HONDURAS: BRASIL ALERTA A EEUU SOBRE "GOLPES PREVENTIVOS"

El gobierno de Brasil afirmó que teme que Estados Unidos introduzca la teoría del "golpe de Estado preventivo" en América Latina, en una nueva crítica a Washington por el apoyo a la realización de elecciones el domingo en Honduras, bajo un régimen de facto.

"Nuestra preocupación es que (los estadounidenses) introduzcan la tesis del golpe preventivo en América Latina", afirmó el asesor especial del presidente Luiz Lula da Silva en asuntos exteriores, Marco Aurelio García.

La tesis de golpe preventivo refiere a los "ataques preventivos" que en 2003 fueron lanzados contra Irak durante el gobierno de George W. Bush.

Paralelamente, el canciller Celso Amorim reveló que Lula envió una carta a su par estadounidense, Barack Obama, en la que fija sus posiciones sobre varios temas, entre ellas el no reconocimiento de las elecciones hondureñas, mientras continúa el gobierno que derrocó al mandatario Manuel Zelaya el 28 de junio pasado.

"Lamento cierta posición ideológica de la diplomacia estadounidense. La política externa de Estados Unidos puede ser llamada de cualquier cosa, menos de amateur, y el tiempo de la crisis en Honduras se está agotando", dijo García a periodistas, en el marco de la cumbre en Manaos sobre el cambio climático global de los países amazónicos.

De todos modos, García dijo coincidir con el canciller Celso Amorim de que "no existe una crisis" en torno a Honduras con el gobierno de Obama.

El canciller brasileño habló durante una hora con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton. El reconocimiento de Washington a las elecciones hondureñas estuvo en el centro del debate. "No hay divergencias mayores y no haremos de este tema un punto de confrontación. Nosotros mantenemos que un golpe no puede legitimar un cambio político como una elección", afirmó.

Zelaya se encuentra alojado desde setiembre en la embajada brasileña en Tegucigalpa y convocó a no reconocer las elecciones convocadas por el gobierno de facto de Roberto Micheletti.