sábado, 21 de noviembre de 2009

PERÚ: OLLANTA HUMALA CAYÓ EN LA TRAMPA DE ALAN GARCÍA

Flavio Dalostto
En estos días de conflicto peruano-chileno, tal vez inventado por Alan García, y donde el Presidente del Perú ha logrado astutamente unir en torno a su figura a todo el arco de partidos políticos, incluido el Partido Nacionalista de Ollanta Humala; es interesante recordar las reacciones de este último frente a los distintos espionajes.

El 12 de setiembre de este año, una investigación del periodista Gustavo Gorriti en su libro "Petroaudios", reveló que Alan García contrató a una empresa para espiar al candidato nacionalista Ollanta en 2005, cuando ambos peleaban por la presidencia peruana. En Perú, pinchar teléfonos y poner micrófonos a alguien que lo ignora se llama "chuoponeo". En esa ocasión, al enterarse, Humala dijo “Si me preguntas qué pienso de esto (del chuponeo), pienso que García llegó con trampa a la presidencia de la República, tanto en la primera vuelta como en la segunda, yo sí creo eso y creo además en la versión (del periodista Gustavo) Gorriti”. Ollanta lo dijo en el programa ‘No Hay Derecho’ de Ideeleradio. En dicho libro Petroaudios, el periodista Gorriti nos ilustra que "el jefe de Estado, entonces candidato, ordenó a Elías Ponce Feijoo, propietario de la empresa Business Track, que se encargue del comandante, en alusión a él (Humala). Indignado, Ollanta Humala, expresó "Ojalá que esta ambición desmedida de García por llegar a la presidencia, aunque sea con malas artes, hubiera servido para cumplir con la mitad de sus promesas y no estar vendiendo el Perú como si esto fuera un mercadillo"

El pasado 27 Octubre 2009, Humala Tasso consideró que el sistema mafioso que se creó durante el gobierno de Alberto Fujimori, aún se mantiene con el gobierno de Alan García, con la finalidad de garantizar grandes negocios. En esta ocasión Ollanta sostuvo que Alan García Pérez "constituye una amenaza contra la democracia"

Ahora resulta, que a menos de un mes de estas declaraciones, salta el supuesto caso de espionaje supuestamente encargado por Chile, y donde lo único cierto hasta ahora es que el único supuesto espía comprobado se trata ¡de un peruano! el suboficial de la Fuerza Aérea Víctor Ariza. Alan García, que en mi opinión, digita todo este conflicto artificial para tapar sus graves problemas internos y neutralizar a Humala; aprovecha el antichilenismo natural de éste último y lo suma a su coro de "Patriotas Unidos". Porque, ...uno se pregunta: ¿Si hasta hace casi un mes, para Ollanta Humala, el presidente Alan García era ESPÍA, TRAMPOSO, AMBICIOSO DESMEDIDO, INESCRUPULOSO, VENDEPATRIA, CORRUPTO y AMENAZA PARA LA DEMOCRACIA, porque lo espió a él; ¿por qué el líder nacionalista debería creer en la palabra de Alan García, quién, según las adjetivaciones del propio Humala, no merece la más mínima credibilidad?

Y vuelvo a repetir hasta el cansancio: los que masacraron a 30 policías y 50 indios peruanos en Bagua NO son chilenos. Los que mandan a morir a policías y militares peruanos al VRAE bajo el fuego luminoso de Sendero NO son chilenos. Los que permiten que se mueran de frío cientos de niños y niñas peruanos en las montañas NO son chilenos. Los que asesinaron a 200 personas peruanas para sacarles la grasa y venderla a Europa NO son chilenos. Ollanta Humala se ha sentado a la mesa del Verdugo de Bagua, y ha cometido un gravísimo error ético y político al equivocar al enemigo del Pueblo Peruano y hacerle el juego al Gran Mentiroso. Mientras Ollanta Humala le cree a quién el mismo calificó de Espía y Tramposo, Alan Gracía se refriega gozoso sus garras.

http://la-opinion-argentina.blogspot.com/