jueves, 19 de noviembre de 2009

PERÚ: OLLANTA HUMALA SE PRESTA AL JUEGO DE ALAN GARCÍA Y PIERDE ESTATURA DE LÍDER LATINOAMERICANO

por Flavio Dalostto

Ollanta Humala siempre ha manifestado su resistencia a Chile, adhiriendo a la hipótesis militaristas peruanas de considerarlo "país enemigo". Hace unas horas ha dicho "Chile nos espía porque nos considera su enemigo"; no muy diferente de la expresión de Alan García "Chile nos tiene envidia". El nacionalismo de Humala, árido desde su origen, ideológicamente estéril, siempre ha sido "cartográfico", es decir, el mapita, el himno y la bandera. Un patriotismo que se emociona ante las fronteras imperiales incaicas o las coloniales peruanas heredadas de España. Pero no han sido chilenos los que han masacrado 30 policías y 50 indios en Bagua Amazónica, y no han sido chilenos los que mandan a morir como ratas a policías y militares peruanos en el VRAE bajo Sendero Luminoso, y no son chilenos los integrantes de la banda que mató 60 peruanos de Huallaga para sacarles la grasa y vender cada kilo por 15.000 dólares a Europa. No, señores nacionalistas, los que mataron a esos peruanos indios, policías y militares, son también peruanos. El ejecutor despiadado de estas políticas peruanicidas es, precisamente, otro peruano, el señor Alan García Pérez, con quien Humala no rompe relaciones diplomáticas como sí pretende hacerlo con Chile. Por el contrario, Ollanta Humala se sienta a tomar café con el Verdugo de la Amazonia. Ollanta Humala se ha sentado el día de hoy a conversar amigablemente con los verdaderos enemigos del Pueblo Peruano: Alan García y Keiko Fujimori.

Para Ollanta Humala parecería que si un peruano asesina o manda liquidar un montón de peruanos no es tan grave como un hecho de espionaje peruano-chileno (hasta ahora no comprobado), que a nadie ha matado. Si este es el "nacionalismo" de Humala, gracias, pasemos de largo. ¡Qué diferencia con el líder amazónico peruano, el Indio Alberto Pizango, patriota peruano perseguido y exiliado por este mismo gobierno, con el que ahora cierra filas, Humala!

Ante esta espinosa situación, del lado Chileno, igualmente, tanto los oficialistas como los izquierdistas como los pinochetistas se cuadraron ante la presidenta "socialista" liberal, Michele Bachelet, en "defensa" de Chile. Aquí también se toma cafecito de unidad nacional entre todos los cabezones, porque son mas graves los zafarranchos verbales de Alan García que el Pueblo Mapuche sometido a represión militar en la Araucanía o los 3.000 chilenos liquidados o torturados por Pinochet. Son todos patriotas de papel y no sirven para sus Pueblos. A Bachelet, en el fondo, el conflicto también la beneficia, ya que tapa la "guerra mapuche".

Parecía que Ollanta, desde hace unos meses, estaba evolucionando hacia una dimensión latinoamericanista, con su ruptura con el racista Partido (anti-blanco y anti-gay) Etnocacerista de su familia. Incluso, el Partido de Humala, comenzó a tender puentes hacia fuerzas políticas de izquierda y sindicales; pero su antichilenismo parece haberse mostrado mas fuerte que su peruanismo, y el "antiguo" Humala ha reaparecido con su ropaje oscurantista. Esta dimensión cerrada de Humala, que le impide verse a sí mismo como un referente sudamericano, no solo lo achica puertas adentro del continente, sino también puertas adentro de su propio país. Las pruebas: Solo el 12% de los peruanos lo votaría para Presidente. Perú necesita de un nacionalismo independiente, con dimensión humanista y latinoamericana, que ponga al hombre y a la mujer peruana (cientos de niños se mueren literalmente de frío en las montañas) por encima del patrioterismo utilizado por oportunistas gobiernos neoliberales, a los que jamás les importaron Perú, Chile, los peruanos o los chilenos.

No es la primera vez que un gobierno impopular utiliza el "patrioterismo" para acallar opositores y disimular los graves problemas sociales y económicos que no puede o no quiere resolver. Igual que en la época de la última dictadura militar argentina (1982 - Guerra de Malvinas), la oposición peruana ha salido ha sostener un gobierno vil y antinacional. Ollanta Humala ha caído en la trampa de Alan García e iniciado lamentablemente, su lenta evaporación política.
Por otra parte, no le creo nada a Alan García. No tengo ningún motivo para pensar que nos dice la verdad, y los tengo todos para creer que nos miente, empezando por el sospechoso "renacimiento" de Sendero Luminoso; que le vino bien para dictar estados de sitio regionales.

Un Plan bien ejecutado desde Estados Unidos, de la mano de Alan García, ha comenzado: neutralizar al impredecible Humala para que jamás acceda a una Segunda Vuelta, y minar el proceso de Unidad Latinoamericana. Ojalá los Pueblos de Perú y Chile sean más sabios que sus líderes y no se dejen engañar por estas maniobras orquestadas por las oligarquías de ambos países, con el padrinazgo de Estados Unidos; que necesita urgentemente dos guerras sudamericanas para seguir siendo Imperio. Y ojalá Ollanta Humala defina sus prioridades políticas como parte de un Programa de Gobierno y no como respuestas parciales a las iniciativas del director de la orquesta, Alan García.

http://la-opinion-argentina.blogspot.com/

1 comentario:

Boris T. Tucto Bello dijo...

Obviamente, Ud. juzga la actuación del lider popular Ollanta desde lejos, sin conocer la realidad peruana. Véngase para Perú para que vea la realidad.