martes, 3 de noviembre de 2009

URGENTE BOLIVIA: LAS INVESTIGACIONES SOBRE CÉLULA TERRORISTA DESBARATADA APUNTAN A BRANCO MARINKOVIC Y OTROS

ABI BOLIVIA
Gobierno pide a nexos y financiadores de Rózsa dar la cara como policía Vargas

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Marcos Farfán, emplazó el martes a nexos y financiadores de la desarticulada célula terroristas que encabezó en Bolivia el mercenario Eduardo Rózsa, dar la cara como la policía Marilin Vargas y antes el capitán Walter Andrade, comandante de la disuelta Unidad Táctica de Resolución de Crisis (UTARC).

"Branco Marinkovic y otra gente involucrada en el financiamiento del grupo terrorista, deberían asumir el ejemplo de la dragoneante y presentarse ante el fiscal de Materia, Marcelo Soza y contribuir a la investigación y se llegue a la verdad", indicó.

Poderoso empresario sojero y ex líder del ultraopositor Comité Pro Santa Cruz, Marinkovic fue mencionado como financiador de la banda de mercenarios que tramaba provocar una guerra civil para escindir Santa Cruz de Bolivia, por los implicados que declararon entre mayo setiembre últimos ante Soza.

Farfán instó a estas personas a no ocultarse ni fugar del país para evadir a la justicia que investiga los eventos del 16 de abril en el hotel Las Américas, donde fue desbaratada la célula de milicianos europeos en cabeza de Rózsa.

Farfán fue enfático en señalar que así como el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, denunció que el último video difundo en algunos medios televisivos sufrió una manipulación mal intencionada, la policía Vargas, también declaró que grabó la cinta que antes de aparecer en medios comerciales sufrió, inopinadamente y con fines exprofesos, manipulación en la edición.

"En operaciones especiales se requiere hacer este tipo de filmaciones para documentar todas las pruebas, pero otra cosa es que esos documentos lleguen a manos que no deben llegar y sea empleada para desvirtuar la investigación", dijo Farfán.

El Viceministro rechazó la ola de especulaciones, en sentido de que en el grupo de Rózsa había infiltrados por el gobierno.