sábado, 21 de noviembre de 2009

URGENTE COLOMBIA: URIBE MOVILIZA TROPAS A LA FRONTERA CON VENEZUELA

LA NACION (ARGENTINA)
Colombia envía tropas a la frontera con Venezuela

Movilizará una brigada móvil y dos batallones para reforzar la seguridad; son 2000 efectivos

Dos días después de que tropas venezolanas volaran dos puentes fronterizos artesanales en un acto calificado de "agresivo" por Bogotá, el gobierno colombiano decidió ayer que una brigada móvil y dos batallones, que agrupan unos 2000 hombres, refuercen la seguridad en la frontera con Venezuela.

La decisión se produce en momentos de alta tensión entre Colombia y Venezuela, y luego de la decisión de Bogotá de firmar un convenio militar con Estados Unidos por el cual las tropas norteamericanas usarán siete bases colombianas para el combate del narcotráfico y la guerrilla.

A pesar de su decisión de reforzar la vigilancia en la zona fronteriza, el presidente colombiano, Alvaro Uribe, intentó ayer mostrarse conciliador con Caracas y dijo: "El hermano pueblo de Venezuela jamás escuchará siquiera una murmuración de guerra del pueblo o del gobierno de Colombia".

Las unidades que se movilizarán ya estaban en los departamentos de Norte de Santander y Arauca, ambos cercanos al límite entre ambas naciones, pero se desplazarán más hacia el Oriente para reforzar la seguridad a lo largo de los más de 2100 kilómetros de frontera común.

A la vez, se incrementarán los patrullajes de naves blindadas de la armada en el río Arauca, que ha sido escenario de varios incidentes.

La decisión fue adoptada anteayer durante una reunión a la que asistieron el ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, y la cúpula militar y de la policía para discutir los incidentes fronterizos que se han registrado con Venezuela en el último mes, especialmente la voladura de dos puentes comunales el pasado jueves en Norte de Santander.

Silva señaló que las fuerzas militares están preparadas y en máxima alerta para impedir cualquier tipo de agresión contra el territorio nacional y afirmó que el nivel de alistamiento está "por encima del 90% de las capacidades".

El funcionario reiteró que la destrucción de los dos puentes artesanales fue una agresión contra la población civil: "Estos puentes llevaban más de 30 años de construidos, era infraestructura construida por la comunidad para integrarse, para trabajar".

Caracas, por su parte, justificó la voladura de los puentes con el argumento de que eran empleados para el narcotráfico o para el ingreso en territorio venezolano de paramilitares colombianos.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que se trató de una operación de rutina del ejército venezolano que "ha estado desmontando, neutralizando y destruyendo desde hace años" este tipo de estructuras para evitar que sean empleadas por paramilitares o contrabandistas.

"En este momento, los europeos deben creer que Chávez mandó a volar un puente como el de Brooklyn o del Golden Gate", dijo el mandatario venezolano y añadió que, en realidad, se trató de "pasarelas ilegales y artesanales".

También volvió acusar a Uribe de "cinismo" al criticar la iniciativa de Bogotá de denunciar ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la voladura de los puentes.

Chávez, uno de los mandatarios más resistidos por Washington en la región, dijo, hace dos semanas, que el acuerdo por las bases constituye una "amenaza" para la soberanía venezolana, ordenó la movilización de tropas a la frontera binacional y llamó a su pueblo a "prepararse para la guerra".

Por su parte, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, un aliado de Caracas que se encuentra enfrentado con Uribe desde que el ejército colombiano ejecutó al número dos de las FARC, Raúl Reyes, en una operación en territorio ecuatoriano, defendió ayer al mandatario venezolano.

"El problema de fondo no es que Chávez diga me preparo para la guerra, el problema de fondo es que tenemos siete bases norteamericanas en Colombia y eso si es una preocupación para toda la región", dijo.