domingo, 22 de noviembre de 2009

URGENTE PERÚ: REBELIÓN DEL PUEBLO DE APURIMAC DESTITUYE A SU GOBERNADOR. ALAN GARCÍA REPRIMIÓ SIN PIEDAD, PERO POLICÍA DEBIÓ HUIR

PRENSA LATINA
Graves disturbios en ciudad peruana de Abancay

Cerca de 60 heridos es el saldo de graves disturbios registrados hoy en la ciudad sur andina peruana de Abancay, mientras el gobierno afirmó que actuará con firmeza ante ese y otros conflictos regionales.

Dirigentes del Frente de Defensa de los Intereses de Abancay, que hoy cumplió 11 días de huelga general, acusaron a la policía de atacar injustificadamente con bombas lacrimógenas a una manifestación pacífica contra el presidente (gobernador) de la región de Apurímac, David Salazar.

El jefe del Estado Mayor de la Policía, general Carlos Medel, acusó por su parte a los manifestantes de actuar en forma extremadamente violenta hasta el extremo de destrozar una carretera de acceso a Abancay, capital de Apurímac.

Sin embargo, el presidente del Frente de Defensa, José Zuloaga, dijo que la movilización masiva de los ciudadanos fue atacada por los policías también a balazos, por lo que hay cerca de 50 heridos, a los que se suman 15 policías, dos de ellos graves. Según Medel.

Los incidentes se desataron cuando la manifestación, que exigía el cese del gobernador Salazar, entró a la plaza de armas (principal) y los disturbios continuaban en horas de la noche.

Entretanto, en la provincia de Espinar, de la región sur andina de Cusco, seis campesinos resultaron heridos cuando la policía intentó desbloquear por la fuerza la importante carretera que une a ese territorio con Arequipa, en la costa, y con Puno, región limítrofe con Bolivia.

La población campesina de Espinar rechaza la construcción de un proyecto de irrigación en Arequipa, por considerar que afectará el abastecimiento de agua de su territorio y beneficiará a Arequipa, proyecto que tiene el aval del gobierno nacional.