sábado, 7 de noviembre de 2009

URGENTE VENEZUELA ENVÍA 15.000 SOLDADOS A LA FRONTERA CON COLOMBIA, PARA ENFRENTAR INCURSIONES NORTEAMERICANAS DESDE BASES

RADIO FRANCE INTERNATIONALE
Clima de guerra fría
Venezuela desplegó el sábado 15.000 soldados en la frontera con Colombia en respuesta a la firma de un controvertido acuerdo militar entre Bogotá y Washington que Caracas considera como parte de una ofensiva contra Venezuela y América Latina.

Las tumultuosas relaciones entre estos dos países vecinos que comparten 2.216 de frontera terrestre se deterioraron aún más el sábado. En efecto, Venezuela anunció el despliegue de 15.000 soldados en la frontera común tras la firma de un controvertido acuerdo militar entre Bogotá y Washington.

Para las autoridades venezolanas, el acuerdo que autoriza a Washington a utilizar siete bases militares en territorio colombiano es un “cheque en blanco” a Estados Unidos para eventuales operaciones en toda América latina, y principalmente en los países limítrofes con Colombia, es decir, Venezuela y Ecuador, cuyos gobiernos son duros críticos de las políticas estadounidenses.

El jueves, el ministro venezolano de Relaciones exteriores, Nicolás Maduro, declaró que este acuerdo era “más vergonzoso que se haya firmado nunca antes en la historia republicana de nuestro continente”.

"Al leer el acuerdo, uno no pierde la capacidad de sorprenderse de hasta dónde es capaz de llegar el gobierno de Colombia en la entrega de la soberanía (...) para servir de base a una estrategia del Pentágono de los Estados Unidos contra Suramérica", agregó Maduro.

Maduro reiteró que el Pentágono estaría al frente de la estrategia diseñada para detener los procesos de cambio que se vienen dando en América Latina y el Caribe.

Para el canciller venezolano, la instalación de bases militares en Colombia tiene como objetivo intentar controlar y posicionarse sobre el territorio colombiano y posteriormente, tratar de armar "una estrategia de amedrentamiento, amenaza y agresión de carácter militar, contra los procesos de liberación política y económica que ha 200 años de la independencia vive la región", aseguró.

De su lado, el presidente venezolano dijo recientemente que "Colombia ya hoy no es un país soberano. La convirtieron en una especie de colonia. El que quiera hablar con el gobierno de Colombia tiene que hablar con la Casa Blanca o el Pentágono".

La tensión en la frontera binacional ha escalado desde que Caracas congeló en julio sus relaciones diplomáticas con Bogotá debido al acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos.

Desde entonces se derrumbó el comercio bilateral y creció la tensión en la frontera, donde según el gobierno de Venezuela hay una fuerte presencia paramilitar.

A inicios de esta semana, además, dos oficiales venezolanos murieron a tiros en esa zona a manos de presuntos grupos irregulares. Días antes, nueve colombianos, un venezolano y un peruano, que según el gobierno eran paramilitares, fueron asesinados en la región.

90 colombianos irregulares serán deportados
Paralelamente a este contexto explosivo, Venezuela anunció que deportará a unos 90 colombianos que se encontraban ilegalmente en su territorio y que había sido detenidos el jueves en el estado Barinas (suroeste), informó el viernes el gobernador de esa entidad, Adán Chávez, hermano del presidente venezolano.

Los irregulares, que viajaban a bordo de tres autobuses, fueron detenidos sin documentos de identificación en el marco de un operativo especial en las zonas fronterizas con Colombia.

Por otro lado, el gobierno venezolano aseguró que había detenido a dos funcionarios del organismo de inteligencia colombiano, DAS, con documentos que mostraban la intención de "desestabilizar" Venezuela.