jueves, 19 de noviembre de 2009

VENEZUELA DESTRUYE DOS PUENTECILLOS IMPROVISADOS EN LA FRONTERA CON COLOMBIA QUE SERVÍAN AL NARCOTRÁFICO

EUROPA PRESS
Caracas justifica la destrucción de dos "pasos ilegales" porque servían al narcotráfico


El vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizález, rechazó este jueves que su Ejército haya destruido dos puentes en la frontera con Colombia y aseguró que se tratan de dos "pasos ilegales" que eran utilizados para intereses del narcotráfico.

Bogotá anunció que denunciará a Caracas ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) por el presunto ataque parte del Ejército venezolano a dos puentes en la zona fronteriza.

Carrizález indicó que "es incorrecto que se hayan derrumbado puentes fronterizos, porque éstos son pasos ilegales", informó TeleSur. "Cualquier pasarela, paso improvisado, trocha que se utilice para entrar o salir de un país sin cumplir con los acuerdos que se rigen en materia internacional son considerados ilegales", agregó.

A su juicio, el Gobierno de Álvaro Uribe tiene interés en desviar la atención internacional de su acuerdo militar con Estados Unidos y recordó que no pueden considerarse puentes fronterizos unos pasos que no cuentan con la aprobación de Bogotá y Caracas. El vicepresidente venezolano denunció que las instalaciones construidas "son sitios utilizados para el narcotráfico y el contrabando".

Con su actitud, las autoridades colombianas quieren pasar "de agresores a agredidos", según Carrizález, quien recordó que todos los gobiernos combaten este tipo de pasos.