jueves, 17 de diciembre de 2009

APOYEMOS LA FRAGMENTACION DEL IMPERIO Y LA INDEPENDENCIA DE LA SEGUNDA REPÚBLICA DE VERMONT

http://www.emancipacion.org/

LA SEGUNDA REPÚBLICA DE VERMONT
Por Kino García

... ... ...

Vermont es un estado de los Estados Unidos que colinda con Canadá, de apenas unos 625,000 habitantes (estimado a 2008) y 9,615 millas cuadradas, ocupando respectivamente las posiciones 49 y 47. Su historia, muy ligada a Canadá francesa, es muy interesante; es apenas uno de tres estados que fueron países independientes antes de convertirse en estado, aunque en el caso de Vermont su "república" se dio dentro de condiciones muy particulares tras la Guerra de Independencia de las colonias inglesas que desembocaron en el surgimiento de los Estados Unidos. Ese periodo independentista de Vermont se dio de 1777 a 1791 en el marco de un reclamo sobre el territorio por parte de otros dos estados. En 1791 Vermont pasó a ser el decimocuarto estado de lo que entonces era una confederación con un gobierno federal incipiente muy débil. Muchos residentes de Vermont, ahora quieren separarse.

La Segunda República de Vermont (Second Vermont Republic) [1] es un movimiento ciudadano no-violento, que funciona a manera de una red y centro de ideas, opuesto a lo que describen como la tiranía de la América corporativa ("tyranny of corporate America") y al gobierno de los Estados Unidos, comprometido con devolver a Vermont su status de república independiente. Pero van más allá de dicha propuesta, impulsando además la disolución de la unión.

Los miembros de este movimiento se rigen por ocho principios básicos muy interesantes en su filosofía:

Independencia política para Vermont y la disolución de la unión;

Lo que denominan escala humana, es decir, el principio de que la vida debe ser vivida en una escala humana, reclamando que "lo pequeño es hermoso", en alusión a países o unidades políticas más pequeñas;

Sustentabilidad ambiental con pueblos pequeños, "verdes", limpios y socialmente responsables. Siguiendo esos criterios favorecen empresas pequeñas y familiares que produzcan productos innovadores, saludables y de calidad, y la independencia energética;

Solidaridad económica, que promueve que los consumidores compren a empresas locales y no a megatiendas, y fomentar el comercio con estados y provincias vecinas;
Poder compartido, siguiendo un modelo de democracia directa parecida al suizo, donde el poder político está en las comunidades y no en el gobierno estatal;

Igualdad de oportunidades real en salud, educación y vivienda;

Reducción de tensiones basada en oponerse a la represión de las fuerzas policiales y al militarismo, principio que debe ser aplicado a la solución de conflictos internacionales;
Respetuo mutuo entre todos los ciudadanos.

Es en esencia un movimiento anti-federalista, anti-imperialista, anti-militarista y opuesto a los grandes intereses económicos como las megatiendas.
Actualmente, según diversas encuestas, la independencia de Vermont es favorecida por entre el 8 y el 13% de la población...
... ... ...
El movimiento Segunda República de Vermont ha llamado la atención de intelectuales, gente de diversos medios y figuras de la política norteamericana como John Kenneth Galbraith de Harvard Economist, George F. Kennan, ex-embajador de Estados Unidos en Rusia y profesor del Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, Donald Livingston, profesor de Filosofía de la Universidad de Emory, Jay Walljasper, editor de la revista Ode, Frank Bryan, profesor y autor de Real Democracy, Bill Kauffman, autor de Look Homeward, America y Thomas H. Naylor, profesor retirado de y principal ideólogo del movimiento. Dice Naylor que, "Estados Unidos, el imperio, ha perdido su autoridad moral. Está involucrado en masivas actividades ilegales, tanto en el exterior como en casa. Es insostenible económica, militar, ambiental y políticamente. El Titanic se hunde".

Naylor, profesor de economía retirado de Duke University, define este movimiento como uno libertario y populista, de base y pacifista. La discusión llevó a la Cumbre Secesionista Norte-Sur que tuvo lugar hace pocas semanas en Virginia, y donde participaron varios movimientos independentistas. Entre los temas discutidos estuvo el apoyo a la independencia de Kosovo (apoyada por Washington), que según sostienen, es lo que le resta autoridad moral al gobierno de Estados Unidos para oponerse a la independencia de aquellos estados que la reclamen, y establece el derecho de un territorio que es parte de un país a reclamar la independencia. Es curioso que ignoren o desconozcan la realidad colonial de Puerto Rico, su movimiento independentista y la situación colonial de otros territorios de la nación norteamericana, pero lo cierto es que la prédica secesionista tiene unas diferencias político-legales con respecto a los reclamos independentistas en las colonias.

Al parecer, el proyecto "nacional" norteamericano definido como el "melting pot" no parece haber cuajado luego de 200 años. Al final del camino la crisis económica y los intereses conflictivos entre diversos estados ponen en riesgo la unión norteamericana, en un proceso que podría tener ciertas similitudes con lo ocurrido en las extintas Unión Soviética y Yugoslavia.

Las bases fundacionales del movimiento independentista de Vermont se dan cuando en 1987 el profesor Frank Bryan de la Universidad de Vermont y el Representante Bill Mares publicaron el Vermont Secession Book. Tres años después siete pueblos de Vermont, incluyendo la capital Montpelier, votaron abrumadoramente por separarse de la unión luego de una serie de debates entre el Profesor Bryan y el juez de la Corte Suprema de Vermont John Dooley. En octubre 11 de 2003, se fundó en el pueblo de Glover el movimiento Segunda República de Vermont. En 2005 patrocinó la primera convención estatal en torno a la independencia desde 1861, con una asistencia de sobre 300 personas. Una encuesta con una muestra de 600 electores reflejó que el 66% de los entrevistados entendían que el gobierno federal se ha tornado en insensible y ajeno a las necesidades de los ciudadanos del estado. Casi el 20% creían que sería útil crear una comisión legislativa que estudiara el impacto económico que tendría convertir a Vermont en una república independiente.
... ... ...
La elección de Obama como Presidente es vista de manera crítica por el independentismo de Vermont, que considera que este no traerá cambios substanciales a la política norteamericana.