jueves, 10 de diciembre de 2009

BRASIL ACUSA A EEUU DE SER EXTREMADAMENTE TOLERANTE CON DICTADURA HONDUREÑA

ANSA LATINA
HONDURAS: BRASIL ACUSA A EEUU DE SER EXTREMAMENTE TOLERANTE

Brasil acusó a Estados Unidos de ser "extremamente tolerante" con el gobierno de facto de Honduras, al que criticó por haberle negado el salvoconducto de un exilio en México al presidente derrocado Manuel Zelaya.

"Debe ser una frustración muy grande para Estados Unidos, cuya diplomacia se involucró mucho más que la nuestra en el caso hondureño", dijo el canciller Celso Amorim al programa Bom Dia Ministro, de la radio pública brasileña.

Para Amorim, la frustración "viene del hecho de haber sido excesivamente tolerante con un gobierno golpista", en referencia al reconocimiento de Washington de las elecciones ganadas por el opositor Porfirio Lobo.

El ministro fustigó al gobierno de facto de Honduras por haber puesto condiciones para permitir otorgar un salvoconducto a Zelaya para viajar a México en la noche del miércoles.
Amorim reveló que el propio Zelaya pidió a Brasil y Argentina conversar con México para que pueda salir del país.

En la cumbre del Mercosur realizada esta semana en Montevideo, los cancilleres Amorim, de Brasil, y Jorge Taiana, de Argentina, elevaron el pedido de Zelaya -como asilado y como "huésped de honor"- a la ministra de Exteriores de México, Patricia Espinosa.

Según Amorim, el propio Zelaya les pidió a los presidentes de Brasil, Luiz Lula da Silva, y de Argentina, Cristina Fernández, "que sean los dos más grandes de América del Sur" los que intercedan en el pedido de salir de la embajada brasileña.

El presidente derrocado se encuentra alojado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el 21 de setiembre pasado. Para Amorim, hasta la noche del miércoles, estaba sellada la negociación para que México enviara un avión a Tegucigalpa a buscar a Zelaya.

"Hoy me desperté pensando que Zelaya estaba en México, pero la cuestión se detuvo por exigencias absurdas del gobierno golpista", sostuvo Amorim.

El canciller dijo que Brasil continúa desconociendo las elecciones ganadas por Porfirio Lobo en Honduras, en tanto Estados Unidos reconoció las elecciones.

Tras ser derrocado el 28 de junio, Zelaya fue expulsado de su país, al que regresó el 21 de setiembre en forma clandestina, respaldado por resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre su restitución en el cargo.