domingo, 13 de diciembre de 2009

BUENOS AIRES POR HONDURAS

por Flavio Dalostto
Como ya he expresado antes, la Nueva Era Latinoamericana nació el 1ro de enero de 1994, en las montañas chiapanecas del sudeste mexicano. Sus iniciadores son, los miembros de una ignota guerrilla semi-indígena, el EZLN. Su manifiesto, lo firmaba un romántico enmascarado, como nuestro Zorro de los años 60'. También, he señalado que la Democracia Liberal ha muerto el 28 de junio de 2009, en Tegucigalpa, a manos de la siniestra oligarquía hondureña. La arenga golpista fue firmada por un tal Micheletti, empapada su garra con la sangre del niño Isis Obed Murillo, acribillado entre el Aeropuerto y el Altar.

Ya nada será igual. Luego vinieron Chávez, Evo y Correa, con la certeza que esas democracias liberales, hijas de la Colonia terrateniente, encriptadas en Constituciones Anti-Sociales, sacramentadas en "artículos pétreos", inmodificables como los de la Constitución Hondureña, no ofrecían posibilidades de Cambio que incluya a los excluidos. Por eso, los 3 gobiernos boliviarianos se dieron a la tarea de reformar sus Cartas Magnas, con mucha dificultad y traba; pero al final, lograron hacerlo, dentro de las reglas tramposas de esa democracia de papeles, liviana, conservadora, inservible a los Pueblos. Tal parece que Cuba, con todos sus defectos, no estaba tan equivocada.

El 28 de junio de 2009, en Tegucigalpa, se cantó "piedra libre" y "vale todo". Los mismos cultores de esa forma enajenada de República, debieron asesinar a su propia creación; porque a esa República que dividía a la población en mayorías boludas y minorías parasitarias, se le empezó a escapar de las manos, el Sueño de los Pobres. El creciente desarrollo de la "Conciencia del Pueblo" a que nos convoca Evo y la "Acumulación de Fuerzas en el Silencio" al que nos desafía Marcos, supuró en Honduras y una extraña Pus llamada Manuel Zelaya, se abrió paso entre los pelos del gorilaje. No lo pudieron soportar; porque el mismo Zelaya es, genéticamente, un Gorila. Un traidor a su clase feudal, ya sea por convicción, por conveniencia política o por ego histórico. Por eso asesinaron la República; porque las mismas armas legales que se usaron históricamente contra los marginados, en las manos de estos, se convirtieron en una peligrosa provocación.

Por eso murió la democracia liberal, la velaron en Centroamérica; y con ella el Gran juego se quedó sin reglamento ni escrúpulos. Ya no creo en esa clase de Democracia, no apostaré a un cadáver, ni lo llevaré al Cementerio de Animales para que se agite nuevamente en una vida zómbica. No. Muerta está la Republiqueta, con su cacho de plátanos ondeando en su bandera. No. Me quedo con otra Democracia, la participativa, la inclusiva, la plebiscitaria; donde el pueblo Gobierna, y no solo delibera "a través de sus representantes". No. Escupo sobre esas democracias clintonianas y haré grafittis con el vómito que me producen. El Supremo Ajedrez ha comenzado, los Peones se mueven, mueren y resucitan. ¿Perdimos Honduras, temporariamente? ¡Quiero Indemnización! ¡Quiero a cambio, la Ciudad de Buenos Aires! ¡Quiero una Buenos Aires sin Mauricio Macri, pero la quiero Ya! Ahora, en este instante. No me importan sus "tiempos constitucionales". No quiero, cuando viaje a Buenos Aires, respirar el Mal Aire de Macri y su banda de facistas perfumados de Sangre. Quiero que dimita, quiero que se vaya, quiero que se esfume. Quiero verlo renunciar a Macri y ser procesado, por su patota parapolicial desalojapobres, por su red de espionajes Agente 86, por su manoseo al Matrimonio Gay y por su ministro de educación reivindicador de Dictaduras. En Buenos Aires, como en Honduras, los maestros mostrarán al Mundo su Resistencia.

http://la-opinion-argentina.blogspot.com/