viernes, 11 de diciembre de 2009

EEUU: LA PRESIDENTA CLINTON AMENAZA A BOLIVIA, VENEZUELA, ECUADOR y NICARAGUA POR SU AMISTAD CON IRÁN

EL PAÍS (ESPAÑA)
Clinton advierte a Latinoamérica contra las alianzas con Irán

La secretaria de Estado lanza las advertencias más duras hasta la fecha tras la reciente aproximación de diversos gobiernos populistas e izquierdistas de la región
DAVID ALANDETE

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha advertido hoy a los países latinoamericanos de "las consecuencias que puede tener para ellos" la creación de alianzas estratégicas con Irán. "Sólo puedo decir que se trataría de una muy mala idea", ha dicho Clinton en una conferencia en el Departamento de Estado.

Clinton ha citado específicamente a Venezuela y Bolivia, cuyos dos presidentes han visitado a su homólogo iraní, Mahmud Ahmadinejad, en Teherán en el pasado. Éste, por su parte, visitó La Paz y Caracas en noviembre pasado. En esa última ciudad, el presidente venezolano, Hugo Chávez, le recibió como "un líder, un hermano, un camarada".

En palabras de Clinton, el régimen de los ayatolás es "el mayor asistente, promotor y exportador de terrorismo que existe en el mundo actual". "Si la gente quiere flirtear con Irán, deberían considerar las consecuencias que puede tener para ellos. Esperamos que se lo piensen dos veces", ha añadido.

Estas advertencias son, hasta la fecha, las más duras y directas de la Administración del presidente Barack Obama en contra de la reciente aproximación de diversos gobiernos populistas e izquierdistas de Latinoamérica -entre los que también se cuentan Ecuador y Nicaragua- con el país que en este momento se presenta como el mayor rival de Estados Unidos en todo el mundo.

EE UU y los demás miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU sospechan que Irán puede estar desarrollando armas nucleares en secreto y exigen un control internacional del programa atómico de ese país. Washington, además, acusa al régimen islámico de financiar secretamente a grupos terroristas como Hezbolá, una organización fundamentalista chií radicada en Líbano que originó una guerra con Israel en 2006 que se saldó con más de 1.500 fallecidos.

Clinton ha analizado la situación general de América Latina y aludido a uno de los problemas que con mayor frecuencia se mencionan en el continente, como es el de las maniobras para permanecer en el poder de parte de varios líderes de la región: Chávez logró el pasado mes de febrero que los venezolanos aprobaran en un referéndum una reforma de la Constitución que le permite presentarse a la reelección tantas veces como desee; Evo Morales ha conseguido una nueva carta magna boliviana que le garantiza la reelección y el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, logró en octubre que el Tribunal Supremo de su país le permita presentarse a un nuevo mandato en 2011.

"Lo que a mí me preocupa es cómo volvemos al camino correcto, aquel en el que se reconoce que la democracia no es un asunto de líderes individuales, sino de instituciones fuertes. Los buenos líderes vienen y se van", ha afirmado la secretaria de Estado.

Preguntada sobre las incipientes incursiones económicas de China en el continente americano, Clinton alertó en contra de la posible corrupción asociada a esos negocios. "No tenemos problemas con que cualquier país, como China, tenga actividades económicas, negocios y comercio con cualquier país", ha dicho. "Pero queremos que los gobiernos [de Latinoamérica] sean negociadores astutos. No queremos ver la corrupción típica, la que acaba engrosando las fortunas de unos cuantos líderes y acaba minando la sostenibilidad de la economía y el medio ambiente y los recursos naturales del país".